Manías

04 marzo 2008

Y yo que no me tenía por una persona excesivamente maniática, hoy me he puesto a repasar un día normal en mi vida, y casi me caigo al suelo del susto... y algunas de mis manías son:
- Siempre desayuno, da igual la hora que sea... las seis de la mañana o las cuatro de la tarde, no perdono mi vaso de leche de soja (sé que no es leche, pero comercialmente algunas marcas la llaman así)... no tengo prisa por comer... no sería la primera vez que hago comida-cena porque he desayunado a las cuatro...
- Según llego a la oficina, siempre, me voy al baño y luego a por un café...
- Si tomo un chocolate de máquina, saco el chocolate con leche y luego más leche, y los mezclo en dos vasos de plástico).
- Según llego a casa me quito el reloj, los anillos, pendientes o collares... no soporto estar con ellos puestos en casa, pero si salgo de casa sin ellos me siento como desnuda.
- Todos los días me leo mi horóscopo (sí, me gusta... es una cosa con la que disfruto mucho... de vez en cuando hay que dejar la racionalidad a un lado).
-Empiezo a leer las revistas y los periódicos por el final...
-No puedo estar más de una semana sin leer un libro.... tengo adicción a la lectura (en el colegio me echaban de clase por leer a escondidas, con los libros en las rodillas, debajo de la mesa).

Pufff.... voy a dejar de hurgar... que vete a saber que más puede salir....

1 Comentarios:

Gema dijo...

Yo diría que mas que manías, son rutinas que nos acompañan diariamente. Cuando dejamos de hacer lo mismo cada día nos sentimos como si te faltara algo.
Yo no se salir sin el reloj de la muñeca, aunque nunca lo mire, pero se quedó sin pila. Ahora no dejo de mirar la hora, tanto que he rescatado un reloj que me cuelga de una cadena y cada vez que busco en la muñeca cambio por el colgante.
He roto con mi manía ?? no, solo he cambiado una rutina por otra.

31 de marzo de 2008, 13:17