Y colorín, colorado...

12 septiembre 2010

... este cuento se ha acabado

Llevaba ya un tiempo dándole vueltas a la cabeza sobre este tema. Y el fin de semana pasado me dí cuenta de que había llegado el momento. El momento de dar por cerrado este episodio de mi vida, y comenzar de nuevo.

Y es que "La flor del Almendro" ha sido mi compañero de viaje durante estos casi tres años. Me ha visto caer y levantarme, reír, llorar y soñar. En él queda parte de mi espíritu, y gracias en parte a él he llegado a ser quien soy ahora. Pero es hora de seguir andando por el camino de baldosas amarillas... o atrevernos a salirnos del camino marcado y correr salvajes por las montañas.

Os estoy inmensamente agradecida a todos los que os habéis pasado alguna vez por aquí, a los que me habéis leído, a los que me habéis animado con vuestras palabras, a los que me habéis enseñado algo nuevo llevándome la contraria... a este blog le estoy inmensamente agradecida porque él me ha ayudado a conocer a gente maravillosa y a sus blogs.

Me esperan nuevos retos, nuevas fronteras. Y quizá volvamos a encontrarnos por el camino.

SED FELICES

Sono belle le coso

27 agosto 2010

Sono belle le cose, belli i contorni
degli occhi
e i contorni del rosso
gli accenti sulle a, lacrime di pagliacci
le ciglia delle dive
le bolle di sapone,
il cerchio del mondo è bello
l'ossigeno delle stelle
e la poesia dei ritorni,
di emigranti e isole,
cercando l'invisibile: l'appartenenza
è bello il fuoco
e il sonno
e il buio petulante gola dei fantasmi
e il brodo primordiale padre nostro
che cola in questi nomi 

Gianmaria Testa

Un chiste para pensar...

25 agosto 2010

Una niña va a un restaurante con sus padres. El camarero se acerca y le pregunta: "¿Qué desean?".
La niña suelta: "quiero un perrito caliente". Su madre mira la carta y dice: "Quiero pescado hervido".
"Suena bien - afirma el padre. Se vuelve al camarero y le dice: "serán tres de pescado hervido".
El camarero inclina la cabeza y vuelve a la cocina. A través de la puerta se le oye decir: "Luis, dos de pescado hervido y un perrito caliente". "Mira mamá - dice la niña -  cree que soy real".

Para mi trovador

Tienes que ser como un juglar de la corte que huye durante la noche.
El rey te rogará que te quedes,
incluso te ofrecerá la mano de la princesa con tal de que sigas cantando.
Pero tú eres un juglar y debes rechazar su oferta,
porque sin caminos que recorrer no hay música.

(Hijas de la Alegría)








La imagen está tomada de aquí


(En la lejana Edad Media aparece en la Europa Meridional la figura del trovador, un poeta que dedica su vida a cantar el amor. Creador de la poesía, el trovador lo es también de la música: escribe el poema y la música con que debe ser cantado. Todo un mundo perdido de damas y caballeros, de música y poesía... )

Ser padres

20 agosto 2010

Las personas que temen ser padres,
no entienden que la paternidad no es
algo que hace alguien perfecto,
sino que perfecciona a quien lo hace.
El producto final de criar un hijo
no es el hijo, sino el padre.

- Frank Pittman -

Confianza

17 agosto 2010

Quizá yo no sea la persona más indicada para publicar esto... no cuando yo misma no he sabido dar valor a la confianza en mí depositada. Y no es que me haya pasado una vez, me ha pasado varias, en distintas circunstancias, provocando en todos los casos heridas que quizá nunca se borren. A mí también me ha pasado, pero creo que no hay culpables, todos somos inocentes, pero hay que ser responsables y asumir las consecuencias de nuestros actos.  Y aunque algunas veces no seamos conscientes de por qué hacemos las cosas, y otras sí, me gustaría seguir confiando en que todo ocurre por una razón.

Es un texto del libro Inteligencia del Alma, de Jose María Doria.

CONFIANZA

El momento más oscuro de la noche de la vida, ocurre un instante antes del amanecer.

Vicente Ferrer



¿Qué sucede cuándo sentimos que "tocamos fondo"?, ¿acaso cuando más oscura es la noche, es justamente cuando la vida da paso al alba? Si observamos las leyes de la naturaleza, veremos que el crudo invierno da paso al sol de la primavera y que en lo más profundo del fruto caído, se halla la semilla dispuesta. Ciclos ascendentes que llegan a su cenit y comienzan a descender hasta "tocar fondo" y volver a emerger a un nuevo episodio de existencia. Un principio que, como Ley del Ritmo, señala el permanente cambio y transformación de todas las cosas.

Cuando uno experimenta en el mismo día una pizca de frustración y otra de esperanza, un punto de crispación y otro de sosiego o bien pinceladas de incertidumbre y más tarde de confianza, se puede preguntar, ¿existe algún estado mental que realmente permanezca? La respuesta es obviamente No. La realidad se construye con un material tan fugaz como lo puedan ser los pensamientos. Y, ¿somos capaces de mantener algún pensamiento durante unos minutos? La respuesta es evidente al observar que la corriente de las ideas es tan chispeante como efímera.

Lo mismo sucede con las sensaciones y las emociones. ¿Podemos alargar el placer que sentimos al comer un alimento exquisito cuando éste ha sido ya masticado? ¿Podemos alargar la emoción de satisfacción por un trabajo bien hecho? o ¿la exaltación del abrazo a un ser querido? La respuesta sigue siendo No. Lo único que tenemos es el presente, y lo único que permanece ante esta ilusionada noria que toca fondo y se eleva, es la observación y la consciencia de tan rotunda impermanencia. Algo que corre a cargo del Testigo inmutable. El Yo Real e imperturbable que ni se mueve, ni se altera.

Si uno mantiene su atención a los cambios y ondulaciones que su mente experimenta, sucede que tal observación sostenida nos despierta y libera. En el fondo de nosotros mismos, sabemos muy bien que la vida tiene sentido tanto en la incertidumbre, como en la certeza. En el Universo infinito todo es movimiento. Átomos, moléculas, células, órganos, planetas y estrellas se mueven, orbitan y cambian. De la misma forma, pensamientos, emociones y sensaciones también fluyen en suaves ondas que vienen y van a lo largo de ciclos que se alternan.

Cuando uno sufre, conviene que observe su dolor y también, cómo tras él, brota la esperanza. No hace falta que dediquemos gran esfuerzo para superarlo, ni que hagamos grandes ingenierías en la mente confusa por la tormenta. Simplemente, cuando llegue la noche oscura del alma, fluyamos hacia adelante y dejemos que lo próximo llegue y que, de todo ello, uno suavemente aprenda. Todo son vivencias que acontecen en la gran espiral de la experiencia. Confiemos en el cambio. En realidad, somos mucho más que los juegos ondulantes de la mente alterna. No somos víctimas, ni verdugos. El dolor es transitorio y forma parte del diseño, como lo puedan ser el placer y la satisfacción plena.

Tengamos confianza en el Ritmo del Universo. Todo sucede por algo, y a veces, es duro nacer a una nueva etapa, pero uno bien sabe que detrás de lo que sucede hay crecimiento y enseñanza. Cuanto más difícil es el momento, más cerca está el cambio abrupto por el que nacemos a otra esfera. Si ahora hay nubes de dolor y confusión en su vida, acepte, observe, mantenga la atención... usted bien sabe que esto también pasa.


Texto perteneciente al libro del autor: "Inteligencia del alma"

Jose Maria Doria jmdoria@escuelatranspersonal.com

¿Definirme yo? No, gracias

14 agosto 2010

Estaba esta mañana tumbada al solecito, después de darme un baño en la piscina... y me he puesto a pensar sobre aquellas personas que dicen: "yo soy así, y ya no puedo/voy/soy demasiado viejo para... cambiar"...
Y ese pensamiento se ha cruzado con algo que me leyó mi amigo Alberto anoche, y que yo misma escribí: "No voy a definirme, porque eso es imposible"... el resultado ha sido: "No es que sea imposible definirme... es que no quiero definirme!".

Por definición, la definición (jajajajaja, uy, una palabra autoreferente... a ver si me voy a colar en un bucle...) implica estatismo, inmovilidad, imposibilidad de cambio: un perro va a ser un perro hoy, mañana y dentro de cien años...

Si yo me definiera, podría significar que yo voy a ser igual hoy, mañana y dentro de cien años... y yo no quiero eso, no quiero autilimitarme, cerrarme puertas y ventanas, ser incapaz de cambiar mi forma de pensar, comportarme y ser. Si quiero seguir creciendo, tengo que cambiar, y con el cambio es imposible la autodefinición estática. Yo no soy hoy la misma que seré mañana. Si así fuera, lo único que haría sería hacerme daño a mí misma.

Así que... be water my friend...

Un cuento cherokee

09 agosto 2010

Un sabio abuelo cherokee le decía a sus nietos
"Dentro de mi tengo dos lobos que pelean sin cesar: el lobo de la Confianza y el lobo del Miedo. ¿Quién creeis que ganará?"
Y uno de sus sabios nietos le contesta: "Al que alimentes más. El otro morirá de hambre"

De la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio

03 agosto 2010



Personalmente soy de las que creen que el crecimiento personal pasa por la observación a uno mismo y atención constante. Que no es fácil, pero se intenta. Aunque, evidentemente, siempre podemos tener la suerte de contar con alguien que nos eche una mano en esta labor (o no me dirán que una de las especialidades del ser humano no es ver la paja en el ojo ajeno...). El problema está en que a lo mejor esa viga no nos deja ver la suerte que se tiene con contar con alguien así.

Pero a veces esa viga también nos impide ver más cosas. Por ejemplo, las razones por las cuales alguien nos saca de nuestras casillas, siempre, da igual la situación o circunstancia. Hay algo en esa persona que nos pone de los nervios y la sola idea de enfrentarnos a ella nos altera.

Este es mi caso. Digamos que la persona que me altera es incapaz de hilvanar dos frases seguidas y usa muletillas constantemente. Tarda muchísimo en completar una frase al hablar.  Es cuadriculado y una vez se le ha metido una cosa en la cabeza nadie es capaz de sacarlo de ahí. Jamás admite un error y prefiere dejarte por mentiroso antes que admitir que se ha equivocado. Tarda muchísimo en captar conceptos nuevos o abrirse a ideas nuevas... Bueno, y lo voy a dejar aquí porque los que me conozcan bien ya saben de quién hablo. Y también saben de mi proverbial impaciencia (mi caballo de batalla), con lo cual, personalmente se me hace insufrible estar con esta persona. Pero  no me queda más remedio.

El tema está en que hay un concepto en psicología, denominado "la sombra" y acuñado con Carl Jung, y que englobaría todo aquello que está en nuestro subconsciente, todo aquello oscuro y que no aceptamos de nosotros mismos. Y precisamente, por no verlo en nosotros, lo solemos ver en los demás, y es esa parte de los demás que refleja nuestra sombra lo que más nos saca de nuestras casillas. 

Y dándole vueltas a este tema, tuve que hacer un auténtico ejercicio de introspección para averiguar qué reflejaba de mí esa persona que tanto me sacaba de mis casillas, porque así, a primera vista, cualquiera que me conozca sabe que somos como el sol y la luna, totalmente opuestos: yo con facilidad de palabra (demasiada a veces), capto los conceptos bastante rápido, admito mis errores... No ha sido fácil, pero sí provechoso: y es que su misma dificultad para expresarse, la tengo yo también. En distintas circunstancias y de distinta forma, pero en el fondo significa lo mismo.

Mi viga es no hablar cuando debo hacerlo, no defenderme o defender mis derechos. Callarme por cobardía o por no crear más problemas donde ya los hay. O hablar cuando debería callarme.  Es el no saber decir "basta" o "no". O es el no decir directamente y a las claras todo lo bueno que llevo dentro, directamente y a la cara. Y sí, también tengo que reconocer que soy tremendamente cabezota.

Tengo suerte, no todos tenemos a alguien que nos da una patada en el culo, o que nos refleja aquello que más nos saca de nuestras casillas para que nos demos cuenta de nuestros propios fallos. Ahora sólo me queda averiguar qué es lo que tiene que enseñarme mi némesis personal desde hace casi diez años... y que vuelve una y otra vez...

Carta al lobo

31 julio 2010

Querido Lobo:


Llego aquí después de cruzar el mar abierto del bosque,
el mar vegetal que habitas,
el abierto de ira en la oscuridad y la luz que lo cruza
a hurtadillas,
en su densa, inhabitable noche de aullidos que impera
incluso de día o en el silencio
mar de resmas de hojas
que caen y caen y crecen y brotan, todo al mismo tiempo,
de yerbas entrelazadas,
de mareas de pájaros,
de oleadas de animales ocultos.

Llegue aquí cruzando el puente que une al mundo
temeroso con tu casa,
este lugar inhóspito,
inhóspito porque esta la mar de habitado,
habitado como el mar.

En todo hay traición porque todo esta vivo...
Por ejemplo, aquello, si desde aquí parece una sombra,
¿hacia donde caminará cuando despierte?

Como fiera atacara cuando pase junto a él,
cuando furioso conteste el sonido de mis pasos.

Así todo lo que veo.
En todo hay traición
...era el camino, lobo,
la ruta que me llevaba a ti...

Escucha mi delgada voz, tan cerca.
Ya estoy aquí.
Escoge de lo que traje lo que te plazca.
Casi no puedes mirarlo,
insignificante como es,
perdido en la espesura que habitas.

Estoy aquí para ofrecerte mi cuello,
mi frágil cuello de virgen,
un trozo pálido de carne con poco, muy poco que roerle,
tenlo, tenlo.

¡Apresura tu ataque!
¿Te deleitaras con el banquete?
(No puedo, no tengo hacia donde escapar
y no se si al clavarme los dientes
me miraras a los ojos).

Reconociéndome presa
y convencida de que no hay mayor grandeza que la del
cuello de virgen entregándose a ti,
ni mayor bondad que aquella inscrita en tu
doloroso,
lento
interminable
y cruel
amoroso ataque,
cierro esta carta.

Sinceramente tuya.


Carmen Boullosa

Supiste quién era...

Supiste quién era
antes de que yo empezara a sospecharlo
ahora caminando por lejanas y míticas ciudades
soy tu triunfo
vos hiciste esa figura que recorre lugares que nunca conocerás
pero son sólo tuyos para siempre
vos los soñaste yo los conozco
para mí las fachadas
para vos el deseo
lo único posible de ser llamado eternidad

Juana Bignozzi

Perdóname

Por no saber entender tus mensajes sutiles...

Libros

Ninguno de los libros de este mundo
te aportará la felicidad,
pero secretamente te devuelven
a ti mismo.

Allí está todo lo que necesitas,
sol y luna y estrellas,
pues la luz que reclamas
habita en tu interior.

Ese saber que tú tanto buscaste
por bibliotecas, resplandece
desde todas las lágrimas,
puesto que es tuyo ahora.

Feliz día de tu santo...

Una perla...

29 julio 2010

Cada uno da lo que recibe
y luego recibe lo que da,
nada es más simple, no hay otra norma:
nada se pierde, todo se transforma.

-Jorge Drexler-

Ternura

17 julio 2010

Dirigido a ti.

Cuando hablas y dices cosas tan bonitas acerca de la vida  y de todo aquello que te pasa, siento admiración por tu lucidez y por tus formas mentales tan bien cultivadas. Cuando me cuentas lo que descubres con tus propias antenas de ver el mundo y enteder lo que a éste le ocurre, siento el poder de tus talentos que corre vigoroso por las neuronas de mi alma.

Cuando pones la letra a la música y cuando explicas tan agudamente lo que muy dentro nos pasa, sentimos la grandeza de entender la vida y abrir la mente a ideas expandidas y sensatas. Cuando en tus palabras pones la luz que necesitan mis sentimientos, a veces confusos por contradicciones internas, siento que eres un regalo que muestra las diferencias y separa el grano de las pajas.

Cuando te expresas sinceramente e inventas palabras nuevas, siento el reconocimiento de tu mente, siento tu sutil poder sobre las tinieblas. Cuando me acaricias con tus palabras dulces y sedosas, y me regalas susurros que me recuerdan la dimensión celeste de la existencia, te doy las gracias por saberme decir lo que un día soñé y que ahora, al nacer, serena mi alma.

Tus palabras son seguras, hermosas y bien calculadas...;  sin embargo, cuando me miras en silencio,  cuando posas en mis ojos tu mirada...,  todo se detiene atento, hasta las estrellas del cielo parecen paralizar su marcha. Cuando miras mis pupilas y mantengo tu mirada, se abre  un abismo infinito que me conmueve y arrastra.

Cuando contemplas una flor recién abierta o la mano arrugada de la anciana, siento tu grandeza, te reconozco como amor y percibo que has hecho un gran camino con el alma desnuda y descubierta.  Cuando contemplas al que sufre, cuando enfocas al que goza, veo algo más en ti, veo tu sabiduría ecuánime, descubro al ser que volvió a la luz atravesando las sombras.

Cuando miras al infinito y te abstraes en las blancas arenas de las playas, descubro la inmensidad que resuena en lo profundo de mi alma. No es tu talento lo que ahora me conmueve, no es tu excelencia lo que ahora me impresiona. En realidad, es el rostro de todos los inocentes y la llamada de la ternura suprema. Algo tan inefable como misterioso que brota desde lo más profundo del alma.

En tu silencio está el poder de mover la estrellas de mi pecho y de mi cara. Cuando miras con tanta consciencia lo que tu mente proyecta, parece que desnudas de ropajes superfluos todas las cosas que para protegerse se adornan. Tu mirada es el camino energético que los seres del Universo recorren para llegar al Profundo y, ya conscientes, vuelven a casa.

En realidad..., tu mirada basta.


Inteligencia del Alma

José María Doria

El laberinto de la Dama

15 julio 2010

Para los que están inmersos en el instinto del borrego, la mujer deseada se vuelve hembra; para los que tienen un sentimiento de búsqueda, la mujer anhelada se vuelve dirección... dirección hacia otro plano de la realidad; aunque también para los poco atentos, puede tornarse extravío. La mujer es un laberinto, y el laberinto defiende su centro. Pero el que de verdad llega al centro del "Laberinto de la Dama", halla dirección o extravío. Si es dirección lo que encuentra, el centro del laberinto se vuelve un centro de energía cósmica y el laberinto se esfuma; pero si descubre extravío, no hay manera de salir de él.


Los ojos del corazón

Almas gemelas

10 julio 2010


Existe un mito sobre la unión de las almas gemelas, pues las vemos como el broche final de los cuentos de hadas: se casaron y fueron felices para siempre.
Pero no es así.


El alma gemela viene a arrancarnos la máscara, y tanto si se queda a nuestro lado como si desaparece, hará que nos quedemos con nuestra verdad desnuda para recorrer un camino que se nos deja abierto: el camino hacia nosotros mismos.

Laura Hesperid

Nuestro pequeño (gran) poder para cambiar el mundo

04 julio 2010

Hace cosa de un mes mi amigo Jesús me pidió que colaborara en un post para su blog No hay tiempo que perder. El post era una recopilación de artículos de sus lectores, en conmemoración del día mundial del medio ambiente (os lo dejo aquí).

Básicamente mi en mi colaboración hablaba del poder que tenemos cada uno de nosotros, por pequeño que creamos que es ese poder, para cambiar el mundo que nos rodea. Y es que la mayoría de la gente que conozco piensa que no tiene poder, ni voz ni voto para cambiar el mundo que le rodea, y que por pequeña que sea su aportación para mejorar, ésta es tan, tan pequeña, que no significará nada.

Esta semana volví a leer un comentario en esta línea en el blog de Ismael Serrano (algunos ya habéis bufado, que lo sé), en su última entrada, en la que narra la visita que ha hecho a Palestina, para colaborar con la UNRWA (agencia de la ONU que trabaja para ayudar a los refugiados palestinos).  La colaboración de Ismael consistió en grabar una canción con un coro de niños palestinos, y, posteriormente, destinar la recaudación de la venta de la canción a ayudar a estos niños. En ese post una chica comentaba que "estamos todos deseando colaborar, pero luego se nos olvidará", y que "estas ayudas son parches y tiritas".

No le quito razón, pero no tengo esa misma perspectiva derrotista. Quizá sea una pequeña acción, pero son el conjunto de todas las pequeñas acciones, de todos los granos de arena, los que acaban formando una montaña.

Y para muestra un botón: quién dice que no sirve para nada cada vez que con nuestra firma clamamos por causas injustas? o hacemos ver nuestra opinión sobre algo a los que nos gobiernan? Hace una semana Avaaz, una comunidad de internet que se dedica a recoger firmas y hacerlas llegar a los gobernantes, consiguió recoger más de un millón de firmas para que no se levantara la moratoria de la caza de ballenas. La campaña llegó a oídos de las delegaciones, los delegados de distintos países vieron con sus propios ojos como iba subiendo el contador de firmantes a favor de continuar con la protección, en la puerta de la convención, la prensa se hizo eco de la campaña y al final se tuvo éxito. Y con algo tan rápido, tan sencillo, tan fácil de comunicar a todo tu entorno, algo que no supone esfuerzo, consiguió que no se levantara el veto a la caza, se oyó nuestra voz.

Por eso creo que no hay colaboración pequeña, y que sí que tenemos poder para hacernos escuchar. Quizá no todos estemos preparados para ir directamente a las zonas donde hacen falta todas las manos y todo el apoyo del mundo, pero siempre hay alguna forma en la que podemos colaborar y hacer de éste un mundo mejor.

Agradezco ser mujer (Tatiana Lobo)


Agradezco ser un animal,
porque los hombres han puesto en peligro
la supervivencia del planeta.

Agradezco ser hembra,
porque el hombre no es el centro del universo,
sino apenas un eslabón más
en la cadena de la vida.

Agradezco que me digan que soy irracional,
porque la razón ha conducido
a los peores actos de barbarie.

Agradezco no haber inventado la tecnología,
porque la tecnología ha envenenado
el agua y el ozono.

Agradezco que me hayan colocado
más cerca de la naturaleza,
porque nunca estaré sola.

Agradezco que me hayan confinado
al hogar y a la familia,
porque puedo hacer de toda la Tierra
mi hogar y mi familia.

Estoy feliz de que me llamen ama de casa,
porque puedo apoderarme de la mía.

Estoy feliz de no ser competitiva,
porque entonces seré solidaria.

Estoy feliz de ser el reposo del guerrero,
porque puedo
cortarle el pelo mientras duerme.

Estoy feliz de que me hayan excluido
del campo de batalla,
porque la muerte no me es indiferente.

Estoy feliz de haber sido excluida del poder,
porque lejos del poder
me alejo de la ambición y la codicia.

Estoy feliz de que me hayan excluido
del arte y la ciencia,
porque los puedo inventar de nuevo.

Me agrada saber que dicen que mi cerebro
es más pequeño que el del hombre,
porque entonces
mi cerebro cabe en todas partes.

Me agrada que me digan que carezco de lógica,
porque entonces
puedo crear una lógica menos fría y más vital.

Me agrada que me digan que soy vanidosa,
porque puedo mirarme al espejo
sin sentirme culpable.

Me agrada que me digan que soy emocional,
porque puedo llorar y reír a gusto.

Me agrada que me digan que soy histérica,
porque entonces puedo lanzar platos
a la cabeza de quien intente hacerme daño.

Me gusta que me llamen bruja,
porque entonces puedo cambiar
la dirección de los vientos a mi favor.

Me gusta que me llamen demonio,
porque puedo quemar
el lecho donde me abusan.

Me gusta que me llamen puta,
porque entonces puedo hacer el amor
con quien me dé la gana.

Me gusta que me digan débil,
porque me recuerdan
que la unión hace la fuerza.

Me gusta que me digan chismosa,
porque nada de lo humano me será ajeno.

Pero lo que más agradezco,
lo que más me agrada,
lo que más me gusta
y lo que me hace más feliz,
es que me digan loca,
porque entonces ninguna libertad
me será negada.

Una y mil veces me quemó la Inquisición
y aprendí a nacer de las cenizas.

Me encerraron en un harén
y encerrada no dejé de reír.

Me pusieron un cinturón de castidad
y adquirí las artes de un cerrajero.

Cargué fardos de leña y me hice fuerte.

Me pusieron velos en la cara
y aprendí a mirar sin ser vista.

Me despertaron los niños a medianoche
y aprendí a mantenerme en vigilia.

No me enviaron a la Universidad
y aprendí a pensar por mi cuenta.

Transporté cántaros de agua
y supe mantener el equilibrio.

Me extirparon el clítoris
y aprendí a gozar con todo el cuerpo.

Pasé días bordando y tejiendo
y mis manos aprendieron
a ser más exactas
que las de un cirujano.

Segué trigo y coseché maíz,
pero me quitaron la comida
y con hambre aprendí a vivir.


Me sacrificaron a los dioses
y a los hombres
y volví a vivir.

Me golpearon y perdí los dientes
y volví a vivir.

Me asesinaron y me ultrajaron
y volví a vivir.

Me quitaron a mis hijos
y en el llanto volví a la vida.

Con tanta fortaleza acumulada,
con tantas habilidades y destrezas aprendidas,
Mujer, si lo intentas,
tú puedes dar vuelta el mundo...

Tatiana Lobo

Escritora chilena, nacionalizada costarricense -1939



Escuchar

30 junio 2010

Escuchar al otro significa entender cómo se siente incluso si no nos habla, o aun en la distancia.
Escuchar al otro significa escuchar sus silencios. 
Escuchar al otro significa sentirle.

Adios chiquitín

24 junio 2010

Toda acción siempre conlleva un riesgo, por mínimo que éste sea. Aunque no seamos capaces (o no queramos... o lo que sea) de verlo.

Ayer por la mañana recogí un gatito enfrente de casa, estaba solo, en medio de la carretera, con una infección en los ojos de cuidado. No se movía y casi le atropella un coche, por eso, sin pensármelo dos veces lo cogí y me lo subí a casa, le limpié los ojitos y le dí agua. Estaba asustado, pero parecía que estaba bien. Mis otros dos gatos se volvieron locos, Misi, muy en su estilo de reina del cotarro se puso a bufar y a enseñar los dientes. Nico en cambio se asustó tanto que se metió en el armazón del sofá, aún no sabemos cómo, y estuvo dentro más de tres horas sin moverse ni hacer un ruido. Total, unos en unas habitaciones y el pequeñajo en mi dormitorio.

Bajamos al chiquitín al veterinario y parecía que estaba todo bien, colirio para los ojos y hasta la semana que viene para empezar con las vacunas. Anoche ya no quiso comer nada, y apenas bebió agua. Esta mañana conseguí darle dos mililitros con una jeringa. Cuando he vuelto de trabajar (que me he escapado antes de hora hoy), estaba muerto. No sé si ya estaba enfermo y el veterinario no podía saberlo, y supongo que siendo un gato callejero podría tener cualquier enfermedad.

En todo caso es una auténtica pena que el pobre chiquitín haya muerto en casa, solo. Como diría mi amiga Jimena, estoy en todo un momentazo de "inmadurez de la generación Candy Candy", y no le quito razón, pero estoy triste, y me apetecía desahogarme. Y dejar aquí el recuerdo del chiquitín que por un día formó parte de nuestro hogar.

Un gatito que vuelve a ser polvo de estrellas.

La Rueda

13 junio 2010






"Busca la manivela que me hace girar"

No pidas que te amen, tú eres el amor.
No pidas que te vean, tú eres la visión.
Ahí donde no están tus sentidos,
ni tus ideas,
ni tus deseos...
Estás tú.

En el tiempo de Suzumushi...

16 mayo 2010


Te prometo que algún día
me sentaré en el mismo loto que tú.
¡Qué triste resulta
separarse de ti en este mundo!

Aunque ahora me prometes
compartir un loto conmigo en el paraíso,
¿crees que tu corazón
deseará estar conmigo?

La novela de Genji
Murasaki Shikibu

Entraña de ternera asada con salsa de manzana al whisky

Este jueves encargué carne para asar en el mercado de Aranjuez, algo que quedase rico al horno... y me sorprendieron cuando trajeron una pieza de ternera que se llama entraña, una parte de la ternera situada al lado de las costillas (aquí una foto de la pieza) y que se suele usar para hacer a la parrilla. Y claro, lo primero que pensé: oye, te has equivocado... que esto es para hacer a la brasa... pero no, me equivocaba yo, y aquí os dejo la receta de esta carne asada, que al tener tanta grasita queda muy, muy tierna y con la salsa está divina.

Ingredientes:
1 cebolla
1 manzana
manteca de cerdo ibérico
AOVE (aceite de oliva virgen extra)
Sal
Pimienta
Patatas (yo cogí las tres pequeñas que me quedaban de un encargo de Galicia... una lástima que no quedaran más)
Medio vaso de whisky (Johnnie Walker que andaba por casa...) y la misma cantidad de agua.

Preparación:
Es una receta que no lleva nada de trabajo y se tarda poquísimo en hacer. Picamos la cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con un buen chorro de aceite, y mientras vamos precalentando el horno a 180º C (la temperatura es importante, para que el asado se haga despacio, se reparta bien el jugo dentro de la carne y no se quede seca).
Cuando la cebolla comience a dorar picamos la manzana (en mi caso usé una manzana roja que tenía por ahí, aunque creo que para cocinar quedan mejor las reineta) y la incorporamos para que se vaya pochando con la cebolla. Ponemos otra sartén al fuego, bien fuerte, y cuando la sartén esté bien caliente ponemos nuestra pieza de carne, dorándola por todos lados, con el fin de sellar la carne y que durante el asado todo los jugos se queden dentro.


Cuando la cebolla ya esté prácticamente transparente colocamos la pieza de entraña en una fuente de horno (previamente, y para que se dorase y cogiese un toque tostado, le unté manteca de cerdo ibérico por toda la superficie) y le añadimos la cebolla con la manzana, unas patatas peladas y cascadas, medio vaso de agua, medio vaso de whisky, sal y pimienta. Y al horno, 40 minutos. A mitad de la cocción se le da la vuelta a la pieza de carne, para que se dore bien por los dos lados y se riega con el caldo que se va formando.

Terminada la cocción, sacamos la pieza de carne del horno, y yo volví a meter la cazuela de barro con la cebolla, la manzana, las patatas y el caldo para que redujera un poco más, unos quince minutos, mientras la carne se quedaba reposando.

Sacamos del horno, apartamos las patatas y pasamos por la batidora la cebolla, la manzana y la salsita. Queda una salsa suave y bastante fina por lo que no la pasé por el pasapuré.

Para servir cortamos las carne en lonchas (yo hice unas cuantas bastante hermosas), añadimos las patatas asadas y napamos con la salsa.

Un plato tremendo que se prepara en una hora y que no tiene difucultad ninguna. A disfrutar.

Frase del día... en el curro

14 mayo 2010

Si mi opinión no importa para lo que me importa a mi,
que me va a importar a mí lo que les importe a ellos.



Made in: Maripili (uno de nuestros más increíbles pozos de sabiduría y fuente de frases que pasarán a la posteridad, como ésta)


"La opinión quiere que se inclinen las frentes bajo su ley...

14 abril 2010

... así pues, en lugar de despreciarla, es preciso vencerla".

Henri-Frédéric Amiel (Filósofo suizo)

Juzgar sólo según la propia opinión es peligroso. Sobre todo si esa opinión no está basada más que en nuestras propias percepciones y criterios. Tener un criterio firme y válido supone un esfuerzo, un trabajo, unas ganas de conocer y de ampliar miras, es un autocuestionamiento constante. Por desgracia es cada vez más frecuente ver cómo las opiniones personales dictan políticas y procedimientos de actuación. Y esas opiniones de unos pocos, sin fundamento alguno, son las que dirigen los derroteros de nuestras economías, de nuestras empresas y de nuestra sociedad. 

Frozen

28 marzo 2010

En una de las cadenas de música que de vez en cuando pongo (en la tele, entiéndase) les ha dado por hacer una especie de recopilación de los éxitos de Madonna. Y mira que no es que me apasione, pero en su momento la letra me enganchó, y el vídeo me encanta, me atrae y me atrapa.

Frozen
Tu sólo ves lo que tus ojos quieren ver.

¿Cómo puede la vida ser lo que tu quieras que sea?
Estás congelado
Cuando tu corazón no está abierto.
Te consume tanto tanto como tienes.
Pierdes el tiempo en odio y remordimiento.
Estás roto
Cuando tu corazón no está abierto.

Se le acaba el tiempo

Hoy me he enterado que al padre de mi mejor amiga se le acaba el tiempo. Tiene cáncer y a pesar de las sesiones de quimioterapia se le ha extendido. Ya no hay nada que los médicos puedan hacer. Así que haciendo acopio de las pocas fuerzas que le quedan va a intentar pasar el tiempo que le quede de la mejor manera posible, rodeado de su familia, y esperando a su nieta. Sólo espero que encuentre las fuerzas suficientes para esperar a que nazca Ágata, que mi mejor amiga saque fuerzas de donde sea, sabiendo que tiene aquí a su hermana, que estará con ella cuando nazca la niña y cuando me necesite. Que puedan disfrutar de la mejor manera posible del tiempo que les queda juntos.
Y que desde aquí les mando todo mi apoyo y mi cariño.

Renuncia

25 marzo 2010

Es en medio de la tormenta, cuando el barco es bamboleado en todas direcciones, cuando las olas parece que van a romper el casco en mil pedazos y el viento está a punto de reventar las velas, cuando la desesperación y la angustia están a punto de ganar la batalla, es cuando miramos al cielo pidiendo ayuda (por algo el dicho popular de "sólo nos acordamos de santa Bárbara cuando truena").

Miramos al cielo con el corazón encogido y lágrimas en los ojos pidiendo que alguien, o algo nos eche una mano. Buscamos a la desesperada el milagro. Y ofrecemos a cambio lo poco o mucho que tengamos, a veces, lo único que tenemos: nuestro corazón y nuestra alma.

Yo ofrecí mi renuncia. Renuncia para que el barco siguiera a flote y no se hundiera. Renuncia para que volviera a salir el sol entre las nubes y la lluvia, y apareciera el arco iris de la esperanza. Renuncia a lo que más he querido. Renuncia porque el resultado era lo único que importaba.

Y el destino está a punto de cumplir el trato de esa noche de tormenta. Y pronto pasará a cobrarse su deuda. Y le espero aquí, sentada ya en el puerto, con una sonrisa triste, mirando como el arco iris se forma en el horizonte, miles de gotitas de agua descomponiendo en brillantes colores los rayos de luz que se filtran entre las nubes. Sabiendo que lo prometido es deuda y que la recompensa obtenida superará con creces lo pedido.

Le ofrecí lo poco que tengo. Aunque no esté completo, porque parte lo perdí entre unas sábanas, en la noche en la que el miedo ganó la batalla y la guerra. Y aún así no me arrepiento, todo, absolutamente todo, ha valido la pena.

Diamantes

21 marzo 2010


Nacemos de la Madre, en bruto, llenos de tierra y barro, sin forma, y casi sin brillo, sólo sabiendo que bajo el barro se esconde un gran tesoro. La lluvia y las lágrimas nos limpian de ese barro, y nos transformamos en piedras, ya brillantes, pero sin forma, limpios y transparentes unos, de colores otros, pero todos igual de valiosos.

Poco a poco la vida nos va dando golpes, y cada golpe es una nueva faceta, un nuevo aprendizaje, una cara más que relumbrará al sol. Somos la piedra más dura, ni aire, ni agua, piedra o fuego puede dañarnos.

Creyéndonos indestructibles nos olvidamos de que los Diamantes pueden dañarnos, arañarnos, rompernos.

Y esas marcas no se borran nuncan. Pero esas marcas, al igual que los golpes de la vida, son los que nos hacen ser lo que somos. Los que hacen que brillemos en la luz. Y que podamos iluminar la oscuridad.

Un montoncito de pequeños secretos que son como tesoros

14 marzo 2010


Lo tenía olvidado en la estantería. Un error terrible. Así que estos días, y hasta que pueda ir a desvalijar la casa del libro estoy tirando de libros que tengo en las estanterías, y que por una razón cualquiera, se habían quedado abandonados.

No llevaré más de 60 hojas, pues lo empecé el miércoles, y el viernes no leí. Pero lo que he leído hasta ahora me ha hecho sumergirme en  un mundo donde realidad y ficción se desdibujan y se funden en un torbellino de conversaciones y recuerdos:

"¿Adónde ahora? Si hubiese dispuesto en aquel momento de una varita de virtud, se me hubiera presentado al punto un pequeño y lindo salón estilo Luis XVI, en donde un par de buenos músicos me hubiesen tocado dos o tres piezas de Händel y de Mozart".

"Porque esto es lo que yo más odiaba, detestaba y maldecía principalmente en mi fuero interno: esta autosatisfacción, esta salud y comodidad, este cuidado optimismo del burgués, esta bien alimentada y próspera disciplina de todo lo mediocre, normal y corriente."

El lobo estepario
Hermann Hesse

¿Dónde termina la realidad y comienza la ficción?, ¿cuántas sorpresas más me aguardan?... ¿quizá algún ojo avizor descubra algún nuevo tesoro?... mientras seguiremos correteando en la oscuridad, bajo la lluvia, iluminados por la tenue luz de una farola, persiguiendo a la luna...

Las tostas del Chef (Tostas de queso de cabra con cebolla caramelizada al vino de Oporto)

06 marzo 2010

Esta entrada va dedicada a mi amigo Chef (Sergio Alonso), pues la receta es suya (aunque la verdad, ya ni me acuerdo dónde la guardé cuando nos la pasó a todos los compis del curro, pues nos había dejado impresionados... así que la hago de memoria). El finde pasado, que vinieron unos amigos a cenar, la hice para que fuéramos picando antes de cenar... pero picamos tanto, que al final nos quedamos sólo en eso! (y en el congelador tengo el lomo de buey para hacer a la piedra jejeje)

Es una receta increíble para cuando viene gente a casa, porque es casi una delicatessen y gusta a todo el mundo, incluso a mí (sí, a mi... a mi, que prácticamente no me gusta el queso, y esta receta lleva queso de cabra, aquí me encanta!).

Y lo siento, pero va sin foto...  :( 

Ingredientes (4 tostas... ahora, llegaremos a tosta por persona... no creo, seguro que quieren repetir!):
4 Rebanadas de pan de 2 cm de grosor (tiene que ser un pan firme, Chef usaba chapata, pero puedes usar pan de hogaza, el de pueblo de toda la vida)
200 gr de queso de cabra en rulo
1 cucharada sopera de azúcar
100 ml de vino de Oporto
1 cebolla grande cortada en juliana (yo usé chalotas, que son más dulces, y como son más pequeñas usé 4, una por tosta).
Un chorrito de aceite de oliva virgen extra

Receta:
Calentamos el aceite en la sartén y echamos la cebolla, y la vamos a pochar un poquito antes de echar la cucharada de azúcar, vamos removiendo y después echamos el vino de Oporto. Todo esto a fuego medio, hasta que se reduzca el vino y quede como un caramelo  (vamos, este paso es el de hacer una cebolla caramelizada de toda la vida).

Mientras caramelizamos la cebolla vamos encendiendo el horno, en la posición de gratinar.

Colocamos las rebanadas de pan en una placa de horno y encima colocamos una cucharada generosa de la cebolla caramelizada con vino de Oporto. Y encima colocamos una loncha, no muy gruesa, de queso de cabra. Y metemos la bandeja en el horno, para gratinar un poco el queso, que cogerá un tono dorado y se fundirá muy ligeramente. Sacamos cuando el queso tenga tonos dorados y dejamos enfriar un poco. Personalmente a mí me gusta comerla cuando está templada.

Es una exquisitez y admite un montón de variante.

Para la próxima receta, mi tosta favorita: la de cebolla caramelizada con Pedro Ximénez y mousse de foie de Oca...

Feliz fin de semana!



Bizcocho de yogur y limón

Este es uno de los bizcochos que preparé para el cumpleaños de mi amiga Ana, y que llevé a la oficina. Tuvo un éxito arrollador, a pesar de que se trata de un bizcocho de sabor fuerte, aunque refrescante.  La receta no es mía, sino de un libro de cocina que me compré hace poco, de más de 500 hojas y grande como un libro de Petete. Los ingredientes son para 8 personas... yo me quedé corta con raciones para 8, a pesar de llevar dos bizcochos: hasta a los menos golosos se les hizo la boca agua!!!




Ingredientes (8 personas):
175 gr de mantequilla
250 gr de azúcar extrafino (yo usé un bote de azúcar glass)
2 limones
3 huevos
75 gr de harina
2 cucharaditas de levadura en polvo
150 gr de almendra molida
150 gr de yogur natural

Receta:
Lo primero es ir precalentando el horno a 170º C y engrasar con un poquito de mantequilla un molde para tarta (yo usé uno desmontable de 20 cm).

En un cuenco grande batimos la mantequilla (para que esto sea más fácil es mejor dejar la mantequilla un par de horas antes a temperatura ambiente, para que se vaya ablandando) y 150 gr de azúcar. Rallamos la corteza de los dos limones y la añadimos a la mezcla, y volvemos a mezclar (probad a hacer el bizcocho, la mantequilla así sola, con el azúcar y la ralladura de limón está de muerte!!).

Ahora toca añadir los huevos, uno a uno, mientras vamos mezclando (yo para toda la mezcla usé la batidora de varillas). En un cuenco aparte mezclamos la harina, la levadura y la almendra molida (la almendra molida le da una textura increíble a los bizcochos). La tamizamos sobre otro cuenco y una vez tamizada (paciencia para esto) la vamos añadiendo a la mezcla. Se hará una pasta bastante espesa. Y para finalizar se añade, mientras batimos, el yogur natural y el zumo de uno de los limones. Y ya está, ahora la mezcla al molde y para el horno.

En el horno tendrá que estar 40 minutos o hasta que el centro del bizcocho esté firme al tacto (recomendación del libro: no abrir el horno en los 20 primeros minutos de cocción).

Una vez finalizado sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar en el molde. Y ahora, lo que le da aún más sabor al bizcocho: mientras éste se enfría, en un cazo calentamos el zumo del limón que nos queda con el azúcar que nos ha sobrado del bizcocho (100 gr). Se hace como un caramelo muy, muy ligero (yo lo dejé hervir medio minuto), pero con un sabor muy intenso. Ahora pinchamos el bizcocho varias veces con una brocheta o un palillo y lo rociamos con este caramelo. Y ya está. Dejad enfriad el bizcocho en el molde y después... a disfrutar!!!


Ilusión (II)

01 marzo 2010

Está dormida, sueña, sus párpados esconden un
aplauso cerrado, un puñal de hojalata, un
castillo de mimbre.
Seguro que en su sueño alguien está soplando un
almohadón de plumas y ella viaja y visita.
Los 33 Billares o El Blanquita
(Hoy: Los Imperio, Ana Libia, Los Tres Ases,
Paco Miller y su muñeco don Roque),
y trae una botella en cada mano.

-Ahora está soñando. ¿Con quién sueña? ¿Lo
sabes?
-Nadie lo sabe.
-Sueña contigo. Y si dejara de soñar, ¿qué sería
de tí?
-No lo sé.
-Desaparecerías. Eres una figura de su sueño. Si
se despertara ese Rey te apagarías como
una vela.
Pero ella está borracha y lo que sueña es tan
vertiginoso que no puedo seguirla.
Habrá que adivinar, mis ojos fijos en su cuerpo
que se estremece,
se sacude,
que respinga,
que tiembla,
como una telaraña en la cuna vacía.

Jorge Boccanera

Ilusión (I)


—No era nadie. El agua.
—¿Nadie?
¿Que no es nadie el agua?
—No hay nadie. Es la flor.
—¿No hay nadie?
Pero ¿no es nadie la flor?
No es nadie. Era el viento.
—¿Nadie?
¿No es el viento nadie?
—No hay nadie. Ilusión.
—¿No hay nadie?
¿Y no es nadie la ilusión?

Juan Ramón Jiménez



Siete palabras...

28 febrero 2010




Es una palabra. 
Las palabras son pálidas sombras de nombres olvidados. 
Los nombres tienen poder, y las palabras también. 
Las palabras pueden hacer prender el fuego en la mente de los hombres. 
Las palabras pueden arrancarles lágrimas a los corazones más duros. 
Existen siete palabras que harán que una persona te ame. 
Existen diez palabras que minarán la más poderosa voluntad de un hombre. 
Pero una palabra no es más que la representación de un fuego. 
Un nombre es el fuego en sí.

El nombre del viento

Patrick Rothfuss

Salvaje

18 febrero 2010




Hay días en que me siento la reencarnación de un caballo salvaje
un huracán encerrado entre cuatro paredes...

Adiós Don Pedro

14 febrero 2010

Me acabo de enterar de que ayer te fuiste... después de más de dos años de lucha, de que el año pasado por estas fechas te vi... y parecías recuperado...

Para ti siempre fui Cristinita... da igual que hubiese pasado de la treintena. Fui Cristinita desde que empezamos a trabajar juntos en el proyecto Optima. Peleamos y discutimos, pero cuando hacía falta siempre estabas ahí para defenderme.

Tuviste una vida apasionante, viviste en las Américas, disfrutaste al máximo, aunque quizá ese máximo fuese demasiado. Y esa vida apasionante, junto con tu cariño y tu alegría, la compartiste con todos.

Doy gracias por haberte conocido. Espero que sigas disfrutando allá donde estés.

Del amor y otros misterios...

29 enero 2010




Para quien lo sabe amar,
el mundo se quita su careta de infinto.
Se hace tan pequeño como una canción,
como un beso de lo eterno.



El amor es un misterio sin fin.
Nadie lo puede explicar.



No amamos porque no comprendemos,
o mas bien, no comprendemos porque no amamos.



Quien desea hacer el bien llama a la puerta,
quien ama la encuentra abierta.



Dios puede cansarse de grandes reinos
pero nunca de pequeñas flores.



No pido estar libre de temor,
sino tener el valor de enfrentarlo.
No pido el fin de mi sufrimiento,
sino corazon suficiente para dominarlo


Rabindranath Tagore

Nota: la foto la he encontrado por pura casualidad, buscando una imagen que me gustara para ponerle cara a la poesía... y ésta me gusta, porque la ciencia, a fin de cuentas, también está llena de magia y poesía.

Vivir el hoy


"La gente se engancha al ayer, sueña con mañana y se olvida de hoy"
Proverbio japonés




(Lo he encontrado en The Japan Photo projet, la aventura de dos fotógrafos recorriendo Japón durante un año, viviendo en una caravana y haciendo fotografías por todo el país)