Bizcocho de yogur y limón

06 marzo 2010

Este es uno de los bizcochos que preparé para el cumpleaños de mi amiga Ana, y que llevé a la oficina. Tuvo un éxito arrollador, a pesar de que se trata de un bizcocho de sabor fuerte, aunque refrescante.  La receta no es mía, sino de un libro de cocina que me compré hace poco, de más de 500 hojas y grande como un libro de Petete. Los ingredientes son para 8 personas... yo me quedé corta con raciones para 8, a pesar de llevar dos bizcochos: hasta a los menos golosos se les hizo la boca agua!!!




Ingredientes (8 personas):
175 gr de mantequilla
250 gr de azúcar extrafino (yo usé un bote de azúcar glass)
2 limones
3 huevos
75 gr de harina
2 cucharaditas de levadura en polvo
150 gr de almendra molida
150 gr de yogur natural

Receta:
Lo primero es ir precalentando el horno a 170º C y engrasar con un poquito de mantequilla un molde para tarta (yo usé uno desmontable de 20 cm).

En un cuenco grande batimos la mantequilla (para que esto sea más fácil es mejor dejar la mantequilla un par de horas antes a temperatura ambiente, para que se vaya ablandando) y 150 gr de azúcar. Rallamos la corteza de los dos limones y la añadimos a la mezcla, y volvemos a mezclar (probad a hacer el bizcocho, la mantequilla así sola, con el azúcar y la ralladura de limón está de muerte!!).

Ahora toca añadir los huevos, uno a uno, mientras vamos mezclando (yo para toda la mezcla usé la batidora de varillas). En un cuenco aparte mezclamos la harina, la levadura y la almendra molida (la almendra molida le da una textura increíble a los bizcochos). La tamizamos sobre otro cuenco y una vez tamizada (paciencia para esto) la vamos añadiendo a la mezcla. Se hará una pasta bastante espesa. Y para finalizar se añade, mientras batimos, el yogur natural y el zumo de uno de los limones. Y ya está, ahora la mezcla al molde y para el horno.

En el horno tendrá que estar 40 minutos o hasta que el centro del bizcocho esté firme al tacto (recomendación del libro: no abrir el horno en los 20 primeros minutos de cocción).

Una vez finalizado sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar en el molde. Y ahora, lo que le da aún más sabor al bizcocho: mientras éste se enfría, en un cazo calentamos el zumo del limón que nos queda con el azúcar que nos ha sobrado del bizcocho (100 gr). Se hace como un caramelo muy, muy ligero (yo lo dejé hervir medio minuto), pero con un sabor muy intenso. Ahora pinchamos el bizcocho varias veces con una brocheta o un palillo y lo rociamos con este caramelo. Y ya está. Dejad enfriad el bizcocho en el molde y después... a disfrutar!!!


3 Comentarios:

Joseluinik dijo...

Si aceptas un consejo para futuros bizcochos, te doy dos opciones para el yogur, la primera es que sea un yogur de limón (esto solo si notas que el sabor a limón no se aprecia bien), y la segunda es hacerlo con un yogur griego, que le da una textura más suave. Por otro lado, prueba a echarle a la masa, antes de batir, un sobrecito de Armisén y el resultado será mucho más esponjoso.

Por mi parte me apunto lo de la almendra molida, que aunque lo usaba para la tarta de Santiago, no se me había ocurrido para el bizcocho.

Bon Apetit!

6 de marzo de 2010, 15:33
Cristina dijo...

Hola Joseluinik, se aceptan y se agradecen las opciones ^_^. La opción del yogur de limón es la que había visto en otras recetas, que no usaban el zumo de limón pero sí el yogur de limón. Yo creo que depende del efecto que quieras conseguir, pero la verdad es que con el zumo de limón el bizcocho coge un sabor tremendo, y supongo que con el yogur se quedaría más suave. Y lo del yogur griego me parece una idea estupenda, además de que es mi yogur favorito ;)
Oye, el Armisén qué es?

Ciao!

6 de marzo de 2010, 17:17
Joseluinik dijo...

El armisén es un secreto de esos de madre que los que escriben los libros gordos de Petete se los deben guardar para si mismos.

Su verdadero uso es para hacer gaseosas, como la mítica "Casera", pero con sabores añadidos (esto yo nunca lo he probado); para repostería potencian el sabor y el volumen de la masa, haciéndola más esponjosa, como si te acostaras sobre una cama con el colchón de pan bimbo.

Aquí he encontrado un página que lo define más o menos: http://11870.com/pro/gaseosas-refrescantes-armisen.

Saludos.

6 de marzo de 2010, 17:51