Amistades

23 diciembre 2009

Principios en los que YO  fundamento una amistad:

- Compañía:  cuando somos amigos de alguien es que hay algo en común que nos une, o algo que nos aportamos el uno al otro... desde las risas hasta las lágrimas. Como comenté con mi mejor amigo hace muy poco: las verdaderas amistades se demuestran en los momentos más duros.

- Sinceridad: quizá lo más difícil. ¿Hay que ser siempre sinceros? Yo con esto voy con pies de plomo, la verdad.  Creo que la sinceridad puede tener el límite de hacer daño al otro, pero también está limitado en que el otro me haga daño a mí. Cuando de verdad nos abrimos a alguien, o alguien se abre a nosotros, quedamos expuestos a que el otro nos haga daño. Mostramos nuestra verdadera fragilidad (o al menos yo lo hago). La amistad es un riesgo, como cualquier otra relación. Todas tienen sus riesgos. Se puede ser sinceros, y fijar nuestros límites, pero siempre podemos ser cuidadosos con las palabras y con los actos, para minimizar el daño al otro.

- Amor: AMOR con mayúsculas. Ese amor que da todo sin pedir nada a cambio. Un dar sin esperar nada. Es algo que se aprende poco a poco... porque siempre esperamos algo de vuelta a lo que hemos dado. Es la ilusión de ver feliz al otro. De desearle lo mejor. De hacer lo posible para que los demás sean felices. Apoyar y estar ahí cuando las cosas van mal.

Por eso, cuando has dado todo, y no te esperas la puñalada trapera por la espalda, cuesta mucho tiempo desprenderse del dolor. Y por eso, el último principio es el perdón. Que espero encontrar algún día.




Frases para la historia... de mi curro

21 diciembre 2009

Y el jueves 17 nos fueron cayendo una pedrada tras otra... y nosotros respondimos como mejor pudimos: sacando risas y sentido del humor de donde menos había... ésta es una pequeña selección de las perlas de ese día:

-Definición del sistema de evaluación por compromisos: No es "gipirci"... es "Gestión por cojones"... 

-AC: primero os meo para marcar el territorio, y además con feromonas para poneros cachondos...

- D:  ¿y ese? ¿a qué se dedica?  
- M: a ordenar los átomos en el universo

- Y JS no tenía cajita en el organigrama? No, era un asterisco... es un asterisco porque es bajito.

 

Cumbre de Copenhague

19 diciembre 2009



Éste no es el paisaje que ven desde su ventana los señores que se han reunido esta semana en la cumbre del clima. Esa cumbre que al final, y cómo todo el mundo preveía, se ha quedado en agua de borrajas. Ésto es sólo parte de lo que nos espera, lo que ellos no ven.

Escribir con luz

13 diciembre 2009

Cuando te haces plenamente consciente de lo que estás haciendo cuando tomas una fotografía,
te das cuenta de lo dificilísimo que es.

(Corolario: también me he dado cuenta de que debería dejar de respirar para hacer una foto XD )

El manifiesto por la defensa de los derechos en internet y la cumbre de Copenhague

10 diciembre 2009

Lo puse en facebook un par de días antes de que comenzara la cumbre de Copenhague: "Igual que se ha movido la red por el tema de la defensa de nuestros derechos en internet deberíamos movernos para apoyar la cumbre de Copenhague y que no quede en agua de borrajas".

Y aviso, este post va a ir cargadito de demagogia barata (como yo lo llamo, erróneamente o no, pero es como lo siento). También es mezclar churras con merinas, pero es mi visión. 

Y es que el grupo que se creó en Facebook a raíz de la presentación del anteproyecto de la ley de economía sostenible, junto con el anexo donde se insinua la supresión de webs que vulneren los derechos de autor ("estupendamente" protegidos por la SGAE) consiguió movilizar a la red y a los medios, incluso al ministerio de Cultura de una forma sin precedentes. La reacción de la sociedad fue brutal, el grupo en facebook ya tiene casi 175.000 miembros, se salió a la calle (aunque "de paseo"), se dedicaron editoriales y cierres de noticiarios. El mundo se volvió loco porque la censura asomaba las orejas de nuevo (o al menos eso es lo que afirman nuestros amigos de PP, únicos en decir -votar- una cosa o todo lo contrario dependiendo del foro que se trate). Si bien es cierto que apoyo totalmente el manifiesto que se redacto en contra de la citada ley, que estoy admirada de la reacción popular que se generó después, estoy totalmente de acuerdo con la opinión que da Enrique Dans (uno de los que acudieron a la reunión con la ministra) en su blog  (y que conocí por una amigo): "aún no hemos conseguido nada, hay que seguir escribiendo, seguir mandando mensajes al gobierno, seguir movilizándonos...". Y es que tenemos una tendencia al inmovilismo y al "ya lo harán otros" que me saca de quicio, y que que ralla en el suicidio colectivo si lo vemos como una de las características intrínsecas de nuestra sociedad. 

Y frente a esta explosión sin consecuencias aparentes (al menos aún) me encuentro con que el futuro de este planeta se lo están jugando, durante estos días, en Copenhague. Y mucho me temo que pasará la cumbre sin pena ni gloria, y que no se llegará a ningún acuerdo vinculante para reducir las emisiones de CO2, porque nuestros representantes están muy ocupados con "mamá, mamá, él contaminó primero", "yo no puedo hacerlo, porque aún estoy en edad de crecer" y la culpa la tienen "fulanito y menganito".  Y mientras ellos están tirándose piedras los unos a los otros, nosotros, "la calle", nos quedamos mirando... bueno, mejor dicho, ni eso. Si bien es cierto que el día que comenzó la cumbre los periódicos de este país lanzaron un editorial conjunto apoyando la toma de medidas y recalcando su importancia, según han pasado los días parece que las voces se han ido apagando. Ayer me llegó un mensaje de Greenpeace Int. y hoy otro de Greenpeace España animando para que la gente se eche a la calle, para que se siga escribiendo a los gobiernos, para que se siga presionando... en definitiva, para HACER RUIDO, para concienciar y mentalizar a la población de que este es un PROBLEMA GRAVE y ES UN PROBLEMA DE TODOS. 

Y es que creo que el problema lo vemos aún muy lejano: no son nuestras casas las que desaparecen bajo las aguas, ni nuestros terrenos los que se mueren por la sequía, no somos nosotros los millones de personas que ya son refugiados climáticos... ni creemos que vayamos a ser los cientos de millones que se prevén de aquí a dos décadas. Nosotros somos ricos, y vivimos en una sociedad avanzada. En un país cuyos gobernantes se ocuparán de buscarnos el suministro de agua cuando el verano que viene no nos llegue el agua a casa, si continúan las altas temperaturas y sigue sin llover. Esos mismo gobernantes que aún están aquí, dedicándose no sé muy bien a qué, y que la semana que viene irán al cierre de la cumbre, para salir guapos en la foto, pero que no habrán tomado ninguna decisión, que no habrán negociado, que no se han preocupado de sentarse y enfrentarse a la realidad, y tomar medidas para intentar solucionarlo.

Y nosotros mientras, ¿qué? ¿nos quedaremos mirando sin hacer nada, esperando a ver qué hacen ellos?, si ellos no se mueven les tendremos que mover nosotros, y ser nosotros los primeros en echar a andar, hacer que arda la red, pedir, reclamar y manifestarse.  Si ellos ven que no nos importa, no se moverán, porque lo que a fin de cuentas les importa es el poder y los votos. Pero si luchamos, si nos preocupamos, aunque sólo sea por captar nuestros votos, por hacer ver que les interesa (es así de triste, pero es la realidad) quizá consigamos que salga algo de esta cumbre. 

No está en sus manos, está en las nuestras. 








Nadie

La calle


Es una calle larga y silenciosa.
Ando en tinieblas y tropiezo y caigo
y me levanto y piso con pies ciegos
las piedras mudas y las hojas secas
y alguien detrás de mí también las pisa:
si me detengo, se detiene;
si corro, corre. Vuelvo el rostro: nadie.
Todo está oscuro y sin salida,
y doy vueltas y vueltas en esquinas
que dan siempre a la calle
donde nadie me espera ni me sigue,
donde yo sigo a un hombre que tropieza
y se levanta y dice al verme: nadie.

Octavio Paz


Y el tiempo se detuvo...

09 diciembre 2009

Como hormigas que se mueven frenéticas de un lado a otro nos movemos en Navidad por las calles, rodeados por miles de luces de colores y gingles... todo es rápido, todo corre prisa, todo es aquí y ahora... pero todo esto es sólo por fuera.

Por dentro el tiempo se ha detenido. Contenemos el aliento. Esperamos. En estas fechas siempre esperamos... algo así, como un milagro. ¿Miento? No. Son las fechas de los deseos y los propósitos. De las esperanzas. De recogernos en nosotros mismos... aunque no lo parezca. Por eso es que en los últimos he comprobado (y vivido) algo: hibernamos. Aunque ha hecho un calor de mil demonios, aunque las cigüeñas han vuelto (ya) de su viaje migratorio, aunque el ser humano no necesita hibernar para vivir.  

Mis amigos bloggers escriben menos, mi grupo de trabajo de una de mis aficiones también está parado, yo apenas he escrito... las circunstancias de cada uno son distintas, las historias nos van marcando. Y es como nos dijo Aurora: a veces seguimos un movimiento pendular... y quizá la primavera nos haga salir de nuestro letargo con ganas de volver a salir al mundo. El empujón que necesita el péndulo para volver a moverse.

Estamos en obras de remodelación...

23 noviembre 2009




Disculpen las molestias....

Color Esperanza

16 noviembre 2009

De Diego Torres... una de mis canciones favoritas... vídeo y letra, porque hoy me apetece cantar... para mí, para ti, para todos...





Sé que hay en tus ojos con solo mirar 
que estas cansado de andar y de andar
y caminar girando siempre en un lugar

Sé que las ventanas se pueden abrir
cambiar el aire depende de ti
te ayudara vale la pena una vez más

Saber que se puede querer que se pueda
quitarse los miedos sacarlos afuera
pintarse la cara color esperanza
tentar al futuro con el corazón

Es mejor perderse que nunca embarcar
mejor tentarse a dejar de intentar
aunque ya ves que no es tan fácil empezar

Sé que lo imposible se puede lograr
que la tristeza algún día se irá
y así será la vida cambia y cambiará

Sentirás que el alma vuela
por cantar una vez más

Vale más poder brillar
que solo buscar ver el sol

Y eso es lo que tengo...

11 noviembre 2009



Poemas
grandes muslos
grandes tetas
y muchísimo amor

(*) Adaptado de Ntozake  Shange

Hielo

09 noviembre 2009

No es verdad que el hielo anestesie. Abrasa. ¿A quién intenté engañar? El hielo se resquebraja bajo mis pies helados, mientras me va abrasando por dentro. No quería sentir.

No puedo.

Se ha abierto otra grieta, me tambaleo.

En el silencio sólo se oye el mortal crujir del hielo.


Besos - Gabriela Mistral


Hay besos que pronuncian por sí solos
la sentencia de amor condenatoria,
hay besos que se dan con la mirada
hay besos que se dan con la memoria.

Hay besos silenciosos, besos nobles
hay besos enigmáticos, sinceros
hay besos que se dan sólo las almas
hay besos por prohibidos, verdaderos.

Hay besos que calcinan y que hieren,
hay besos que arrebatan los sentidos,
hay besos misteriosos que han dejado
mil sueños errantes y perdidos.

Hay besos problemáticos que encierran
una clave que nadie ha descifrado,
hay besos que engendran la tragedia
cuantas rosas en broche han deshojado.

Hay besos perfumados, besos tibios
que palpitan en íntimos anhelos,
hay besos que en los labios dejan huellas
como un campo de sol entre dos hielos.

Hay besos que parecen azucenas
por sublimes, ingenuos y por puros,
hay besos traicioneros y cobardes,
hay besos maldecidos y perjuros.

Judas besa a Jesús y deja impresa
en su rostro de Dios, la felonía,
mientras la Magdalena con sus besos
fortifica piadosa su agonía.

Desde entonces en los besos palpita
el amor, la traición y los dolores,
en las bodas humanas se parecen
a la brisa que juega con las flores.

Hay besos que producen desvaríos
de amorosa pasión ardiente y loca,
tú los conoces bien son besos míos
inventados por mí, para tu boca.

Besos de llama que en rastro impreso
llevan los surcos de un amor vedado,
besos de tempestad, salvajes besos
que solo nuestros labios han probado.

¿Te acuerdas del primero...? Indefinible;
cubrió tu faz de cárdenos sonrojos
y en los espasmos de emoción terrible,
llenaron sé de lágrimas tus ojos.

¿Te acuerdas que una tarde en loco exceso
te vi celoso imaginando agravios,
te suspendí en mis brazos... vibró un beso,
y qué viste después...? Sangre en mis labios.

Yo te enseñe a besar: los besos fríos
son de impasible corazón de roca,
yo te enseñé a besar con besos míos
inventados por mí, para tu boca.

Poesía y Felicidad

El día 21 de octubre alguien me hizo un regalo: me dedicó una poesía en los comentarios del blog. Nunca nadie me había dedicado una poesía... bueno, mejor dicho, no me habían dedicado nada nunca.

Gracias Ferran por tu regalo, por lo que dices más allá de las palabras... gracias por VER.
Me gustaría compartir con todos tu regalo... aquí os lo dejo.


Amada poeta de la noche estrellada, gracias.

Gracias por formular la pregunta,
pregunta que surge de tu necesidad... de SER real.
Las preguntas traen respuestas, solo respuestas...
dejando de correr regresas a casa.
Salías corriendo, regresas andando.
Regresando a casa...
cuando la pregunta era dilema,
cuando el dilema era problema,
cuando el problema tan solo era... una situación.
Los problemas dejan de serlo cuando "mi" problema está resuelto,
resuelto por la solución.
La situación se ha resuelto,
ahora eres solvente;
no importa si sueñas consciente o vives despierta...
sal de la confusión, alegría de la noche.
ve más allá del poema
tú eres la poesía,
la poesía eres tú,
la felicidad eres tú.
lo mismo que una poesía solo tiene sentido
si sus palabras están desnudas de palabrería
y armónicamente vinculadas;
tú te comprendes con tu lengua materna,
con la lengua de los dioses.
Libre de prejuicios y condicionamientos.
Libre a pesar de todo,
libre gracias a la integridad,
nadando como una niña, desnuda...
en el mar de la verdad.
Ignorada o reconocida,
nada puede ocultarte,
nada te puede negar.
puedes ser o no feliz, mas...

¡Eres Felicidad!

Bajo la lluvia - Juana de Ibarborou

04 noviembre 2009






¡Cómo resbala el agua  por mi espalda!
¡Cómo moja mi falda,
y pone  en mis mejillas su frescura de nieve!
Llueve, llueve, llueve,
y voy,  senda adelante,
con el alma ligera y la cara radiante,
sin sentir, sin soñar,
llena de la voluptuosidad de no pensar.

Un pájaro se baña
en una charca turbia. Mi presencia le extraña,
se detiene... me mira... nos sentimos amigos...
¡Los dos amamos muchos cielos, campos y trigos!
Después es el asombro
de un labriego que pasa con su azada al hombro
y la lluvia me cubre de todas las fragancias
de los setos de octubre.
Y es, sobre mi cuerpo por el agua empapado
como un maravilloso y estupendo tocado
de gotas cristalinas, de flores deshojadas
que vuelcan a mi paso las plantas asombradas.
Y siento, en la vacuidad
del cerebro sin sueño, la voluptuosidad
del placer infinito, dulce y desconocido,
de un minuto de olvido.
Llueve, llueve, llueve,
y tengo en alma y carne, como un frescor de ni
eve.

Kali

Su piel azul, perlada de agua y sal refulgía ante el fuego, nos habíamos dado un baño en las heladas aguas del Índico, dejando que el océano comenzara la limpieza.
De pie, una frente a la otra... en medio el fuego, y sobre nuestras cabezas el cielo tachonado de estrellas como testigo. Es inevitable sentirse inmensamente pequeña... ella es Tierra, Aire, Agua y Fuego, el Todo. Se oye el rugir de las olas, ir y venir, y sabes que es su sangre, aspiras el aire y sientes la calidez de su aliento, miras el fuego y ardes bajo su mirada... te sostienes en la tierra y es su piel la que te sostiene.

"Nada puede nacer de nuevo sin ser antes destruido. Para renacer deberás reducirte a cenizas. Yo soy la madre dadora de vida, yo soy la madre destructora. Soy muerte y soy vida"

La brisa marina trajo a nuestros oídos la música de cientos de tambores, del batir de palmas, la música primigenia que era el latido de la tierra. Se acercaba y se alejaba, era estridente y rápida o suave y lenta como un susurro... comenzamos a girar y girar alrededor del fuego, dando saltos y gritos cuando la música nos llevaba, deslizándonos y cimbreándonos como serpientes, al ritmo de los susurros, con suavidad...

"La vida es sensualidad, báilala. Siéntela... recorre cada poro de tu piel... es excitación... es fuego"

El sudor bañaba nuestros cuerpos, y miles de gotitas  se iluminaban por el reflejo de las llamas... éramos seres de luz danzando alrededor de la hoguera, girando y girando... nuestras sombras se recortaban en la arena, creciendo y empequeñeciéndose, girando en la rueda de la vida...

"La vida es muerte, es llanto, tormenta y cenizas... es el descanso en la tierra, es el frío...la muerte está contigo, vívela"

La música se vuelve frenética, la danza es cada vez más rápida... se acerca el climax... las llamas se alzan y su crepitar es más fuerte... nos envuelve la tormenta, arrecia el viento, lo tambores taladran los oídos... después, todo es oscuridad.

El mar es sólo un susurro, el fuego ya es sólo ascuas y cenizas, el viento ha parado y las estrellas han sido engullidas por un nuevo amanecer... tumbadas en la arena dejamos que las olas laman nuestras piernas, que refresquen el fuego, que disuelvan las cenizas...

"Sumérgete en las aguas. El océano es fuente y origen de toda vida. Es tu madre y es tu padre, te sanará las heridas... ahora devuélvele aquello con lo que cargas"

Y como un vómito sin principio ni fin, la rabia y el rencor comenzó a salir por mis manos, por mis ojos y por mi boca... una masa negra y viscosa, cuyos tentáculos habían aprisionado mi lengua, mi garganta, mi corazón y mi alma... una masa que iba cayendo al mar y desaparecía en él, como si nunca hubiera existido... a veces creí que me llevaba con ella, como si esa rabia contenida, cuya existencia desconocía, hubiera sido la razón de seguir adelante... pero el mar se la llevaba con él y yo quedé vacía... al final, sólo quedaron dos pequeñas y brillantes piedras negras. Kali lanzó una hacia el horizonte, al sol naciente. Yo lancé la otra.

"Esto es el principio del fin... aún habrás de ser cenizas, para renacer de nuevo".

Once minutos

18 octubre 2009



Apagar la luz. Cerrar las cortinas.

Pedirle que se quite la ropa. Quitarse también la suya.

La oscuridad física nunca es total.

Sacar dos pañuelos, cuidadosamente doblados... acercarse a él y pedirle que le vende los ojos. Él duda por un momento y comenta algo sobre algunos de los infiernos por los que ya pasó.Ella le dice que no se trata de eso, que simplemente necesita tener oscuridad total, que ahora es su turno de enseñarle algo, como ayer él le había enseñado sobre el dolor. Él se entrega, se pone la venda. Ella hace lo mismo. Están en la verdadera oscuridad, uno precisa de la mano del otro para llegar hasta la cama.

No, no debemos acostarnos. Vamos a sentarnos como siempre hemos hecho, frente a frente, sólo que un  poco más cerca, de modo que mis rodillas toquen tus rodillas.

Siempre quiso hacer esto, pero nunca tenía lo que necesitaba: tiempo.

Está harta, quiere que las semanas que faltan pasen rápidamente y por eso se entrega a ese hombre, porque allí está la luz de su propio amor escondido. El pecado original no fue la manzana que Eva comió, fue creer que Adán tenía que compartir exactamente lo que ella había probado. Eva tenía miedo de seguir su camino sin la ayuda de alguien, y entonces quiso compartir lo que sentía.

Ciertas cosas no se comparten. Tampoco se puede tener miedo de los océanos en los que nos sumergimos por nuestra libre voluntad, el miedo obstaculiza el juego de todo el mundo... Amémonos los unos a los otros, pero no intentemos poseernos los unos a los otros.

"Amo a este hombre que está frente a mí porque no lo poseo, y él no me posee. Somos libres en nuestra entrega (...)".

(...) El hombre también es una mujer, quiere encontrar a alguien, descubrir un sentido para su vida.

Me gustaría darle la felicidad de enseñarme algo nuevo, como lo que ayer me enseñó sobre el sufrimiento (..). Vi que es feliz cuando me hace aprender algo, entonces que me haga aprender, que me guíe. Me gustaría saber cómo se llega hasta el cuerpo, antes de llegar al alma, a la penetración, al orgasmo.

Extiende el brazo y le pide a él que haga lo mismo. Susurra unas pocas palabras, diciéndole que aquella noche, en aquel lugar de nadie, le gustaría que descubriese su piel, el límite entre ella y el mundo. Le pide que la toque, que la sienta con sus manos, porque los cuerpos se entienden, aunque las almas no siempre estén de acuerdo.

(...)

- Finalmente, me gustaría que entendieras mejor a los hombres. Hablas de expresar tu sexualidad femenina, de ayudarme a navegar por tu cuerpo, a tener paciencia, tiempo. Estoy de acuerdo, pero ¿ya se te ha ocurrido pensar que nosotros somos diferentes, por lo menos en lo que a tiempo se refiere?... No tenía valor para pedirte: enséñame tu cuerpo. Pero cuando te encontré, vi tu luz y te amé inmediatamente, pensé que a esas alturas de la vida ya no tenía nada más que perder si era honesto conmigo, y con la mujer que quería tener a mi lado.
¿Quién te ha dicho que los hombres sólo pensamos en el sexo? Al contrario, pasamos años de nuestra vida intentando hacernos creer a nosotros mismos que el sexo es importante... pero sabes una cosa? no entendemos nada. Creemos que sexo y eyaculación son lo mismo, pero no lo son.  No aprendemos porque no tenemos valor para decirle a una mujer: enséñame tu cuerpo. No aprendemos porque ella tampoco tiene el valor para decir: aprende cómo soy. Nos quedamos en el primitivo instinto de supervivencia de la especie, y eso es todo.


Extraído de "Once minutos" de Paulo Coelo

Tiempo

12 octubre 2009





Tiempo presente y tiempo pasado
se hallan quizá presentes en el tiempo futuro
y el tiempo futuro dentro del tiempo pasado.
Si todo tiempo es eternamente presente
todo tiempo es irredimible.
Lo que pudo haber sido es mera abstracción
quedando como eterna posibilidad
solamente en el mundo de la especulación.
Lo que pudo haber sido y lo que fue
apuntan a un solo fin, que está siempre presente.



T.S. Elliot 

Ermitaño

27 septiembre 2009

Poco ha poco he ido deshaciéndome de las ataduras. Ya no pertenezco a mis pensamientos, mis palabras ya no me definen. He vencido mis pasiones, desprendido del deseo. Mi cuerpo es sólo un vehículo. Para llegar a la luz me adentro en la oscuridad. Para llegar al éxtasis cultivo la indiferencia. Para llegar al amor a todo, me retiro en la soledad. Allí, en el último recoveco del Universo es donde abro mi alma como una flor de pura luz. Gratitud sin exigencia, la esencia de mi conocimiento es el conocimiento de la esencia.

Soy la hembra espiritual, la actividad infinita de la pasividad. Como una copa, ofrezco mi vacío para que sea colmado.

" Confiemos en en el tiempo,
que hace de los amargos momentos,
dulces reencuentros"
Miguel de Cervantes




Nota: El cuadro del Ermitaño es una obra original de Roberto Arenas Esquinca, pintor mexicano.

Tú duermes, ya lo sé...

Tú duermes, ya lo sé. 
Te estoy velando.
No importa que estés lejos,
que no escuche
tu cadencia en la sombra;
no importa que no pueda
pasar mi mano sobre tu cabeza,
tus sienes y tus hombros.

Yo estoy velando, siempre.
No importa que no pueda acurrucarme
para que tú me envuelvas sin saberlo,
para que tú me abraces sin sentirlo,
para que me retengas
mientras yo tiemblo y digo simplemente
palabras que no escuchas.
Yo puedo estar tan lejos
pero sigo velando cuando duermes.



Julia Prilutsky

La granada y la Diosa... (P & P II)

20 septiembre 2009

(La inspiración para el siguiente relato apareció a raíz del relato que publicó mi amigo Nacho en su blog, y que podéis encontrar aquí, un relato cargado de pasión y belleza que me inspiró para querer contar la historia de Proserpina/Perséfone, desde su propia perspectiva... en este relato hay más, mucho más de lo que aparece a simple vista, pues el mito de Proserpina, como arquetipo, es el relato del despertar. Espero que os guste tanto leerlo como a mí me ha gustado escribirlo).

Nunca sentí su mirada, encendida de deseo, recorriendo mi piel... y es que, hasta aquel momento, sólo sentí el escalofrío de las gotas de lluvia acariciándome, y el calor del sol en mi espalda... no sabía de la furia de la pasión del hombre, del ansia del Dios.

Yo, que sólo conocí el amor de Madre, la luz del sol, la vida, la brisa y la risa, la alegría... la inocencia...
¿acaso podría la Sibila saber de mi destino?, ¿ver las tinieblas que envolverían mi sino?

Son pocos los recuerdos que me quedan del infausto día: sus manos ciñéndome con fuerza, de repente, invisible a mis ojos. Su aroma penetrante y su fuerza me rodearon y me dejaron exhausta: luche con todas mis fuerzas. Grité, arañé, empujé y golpeé... no fue suficiente, y de repente se hizo la oscuridad... y el silencio.

Y el manto impenetrable de la noche lo cubrió todo, y el silencio se hizo denso. Sólo sentí el frío del mármol que era ahora mi piel. Mi corazón. Mi pensamiento. Y a pesar de que mi corazón se volvió de piedra, sentí la levedad de las lágrimas recorriendo mi pétreo rostro, y bañar la comisura de mis labios.  Es mi último recuerdo a la entrada del Averno, navegando el Aqueronte.

No afloraron más recuerdos de esa impenetrable oscuridad que me cubrió cuando Plutón fue castigado por su osadía, y fui transformada en piedra. Pero un día desperté, y la piedra se hizo carne de nuevo, y bajé del pedestal en que me había colocado, en su sala del trono.

No era su prisionera, pero no había salida. Podía vagar por su infinito reino gris, donde no lucía la luz del sol, donde no corría la brisa, ni existía la alegría del color, del canto de los pájaros, ni el perfume de las flores. La tristeza lo impregnaba todo: lúgubre era también la antes cantarina agua de los ríos.

A veces lo sorprendía rondándome, se acercaba silencioso y me miraba. Una mirada cargada de infinita tristeza, y que yo correspondía con una mirada cargada de odio y de rabia, de dolor por los tesoros perdidos. No existía más que el silencio entre nosotros. En ese mundo gris yo ya sólo entendía de silencios.

Solía pasear sin rumbo, en un tiempo indefinido, pues allí el día y la noche dejaron de tener sentido. A veces me sentaba a las orillas del Acheron y dejaba que la nostalgia y la tristeza me envolvieran y me calaran, al igual que las diminutas gotas de agua que me salpicaban desde el río. Y me sumergía en aquellos recuerdos que poco a poco iban desapareciendo de mi mente, llevados por el agua... y es que a veces el dolor era tan insoportable que envidiaba a los habitantes de los Campos Elíseos, y mi único deseo era sumergirme en el Lethe, dejarme llevar por el olvido... con la esperanza de romper las cadenas de mis últimos recuerdos, y dejar atrás el dolor.

Pero yo, Diosa, hija del Dios de Dioses, era demasiado orgullosa, y no me dejé vencer por el desánimo  y comencé a planear la forma de huir, pues la idea de ser rescatada aparecía descabellada en mis pensamientos: ¿qué Dios osaría desafiar al hermano de Júpiter?, ¿quién se enfrentaría con el señor de los muertos cara a cara?.

Comencé a rondar la sala del trono, protegida en la penumbra  y la sombra de los rincones, huyendo de la tenue luz, escondiéndome tras las frías columnas.  Comencé a asistir a los juicios en los que era requerida su presencia, esperando encontrar entre sus palabras o en las de los jueces un resquicio, algo a lo que asirme para poder escapar, buscar una salida. Asistí a un juicio tras otro, en los que de forma firme, pero misericordiosa imponía castigos o premiaba, y es que sólo existía justicia en aquella sala. ¿Era ese el mismo Dios arrebatado de pasión el que ahora, sentado en un trono, tan cercano como distante, administraba el perdón a sus nuevos súbditos?

No sé cómo ocurrió, pero acabé rondando la sala del trono siempre que él estaba cerca. Ahora intuía su presencia cercana, y más de una vez me creí descubierta, cuando su miraba registraba las sombras que me ocultaban entre las columnas. Admiraba su mirada serena y su voz profunda... y mientras le miraba calmaba el ardor de la piel de mis mejillas contra el frío mármol. Había amor en su forma de hablar, comprensión... y un toque de tristeza en su mirada... Nadie escapa a la soledad del trono, a la tristeza de este mundo sin vida.

Comencé a ansiar su cercanía, y dejé de esconderme en las sombras, buscando su mirada. No me acerqué, las heridas eran profundas aún, y su mirada en la mía se posaba triste. Demasiado dolor acumulado, rencores que aún ardían como ascuas entre las cenizas. Y el tiempo seguía su discurrir sin forma...

Una vez, antes de comenzar un juicio, se me acercó... y sentí como mi alma y mi cuerpo comenzaron a temblar... "¿querríais acompañarme en el trono?, vuestra belleza y presencia haría más llevadera la dureza del juicio a los nuevos habitantes del Averno". Sólo pude admirar la belleza de sus ojos, rodeados de pequeñas arrugas, me preguntaba por la suavidad de las ondas de su cabello y su barba... por la timidez de su sonrisa cuando terminó de formular su petición. Asentí con la cabeza, incapaz de hacer surgir las palabras, casi ya olvidadas, de mis labios.

Y mi rutina gris varió al asistir a los juicios desde el trono, lo que no hizo más que acrecentar un sentimiento desconocido en mí. Recuperé el habla, sólo para los juicios, cuando él me pedía mi opinión ante un caso especialmente difícil, o cuando yo le pedía clemencia para alguien que me había conmovido. Una vez terminado, mis labios volvían a quedar sellados, pero las palabras brotaban a borbotones por mis ojos y mis manos... mi mirada le recorría y se deleitaba en él, en el ancho de su espalda, lo poderoso de sus hombros... la fuerza de sus brazos y piernas... el calor que prometía su pecho. Y él me devolvía esa mirada, triste al principio... y acompañada de una leve sonrisa después, que se iba haciendo mayor a medida que descubría mis ojos fijos en los suyos.

Y le sonreí. Un día le sonreí con mis ojos, con mi corazón, que había creído convertido en piedra,  con el temblor de mi piel, estremecida ante algo que jamás había sentido. Y es que sentada a su lado me dejaba envolver por su calor... y por el deseo que había vuelto a resurgir en él... un deseo que se había despertado en mí y que me era completamente desconocido. Me cogió de la mano tras el juicio,  y me invitó a acompañarlo, paseando por su reino, entre árboles plateados que se mecían en una brisa invisible, en las riberas del Estigia. Sentía su piel abrasando la mía, su mano me quemaba y el ardor de mis mejillas tiñeron de color la palidez que me seguía en mi cautiverio.

-"Sois compasiva y dulce, suave como un bálsamo para mi soledad y mi  tristeza... para la de todos nosotros. Siento haberte arrebatado a tu madre y todo el dolor que os he causado. Entendería que quisierais dejarnos, dejarme... si así lo deseáis os devolveré a vuestro mundo".
-"No, no" -dije, mientras posaba mi mano en sus labios... que respondieron con un beso en las yemas de mis dedos. Busqué su mirada, tristemente posada en el suelo, esperando una respuesta que le desgarrara el corazón sin piedad. Pero esa respuesta que él esperaba, aquella que yo creía que formularía a la menor oportunidad, no surgió de mis labios.
-"No quiero irme, éste es ahora mi sitio" dije, sosteniendo su cara entre mis manos, buscando su mirada con la mía.... sonriendo, temblando, y sintiendo que el mundo daba vueltas enloquecido y se detenía a la vez, sólo para nosotros, sólo para observarnos.
-"Sois una diosa, hija del Dios de Dioses, no puedo reteneros" dijo,  mientras se me escapaba de entre las manos y se dejaba caer a los pies de un granado, a las orillas del río.
Miré el granado, y sin pensar lo que hacía cogí uno de sus frutos, lo abrí y me comí tres granos, sabiendo las consecuencias de ese acto, pero dispuesta a cualquier cosa con tal de no perder el nuevo tesoro encontrado.
Me miró confundido: "¿pero sabéis lo que habéis hecho? Habéis tomado alimento del Averno, ahora estáis condenada a permanecer aquí".
Me arrodillé a su lado, y volviendo a tomar su cara entre mis manos, le sonreí:
"Claro que conozco las consecuencias de mi acto. Soy una Diosa, y yo elijo mi destino".

Y nuestros labios se fundieron, se unieron nuestros cuerpos y nuestras almas. Elegí mi destino, y escogí acompañarte en el Averno.

Estación en la Tierra

13 septiembre 2009

No creo que esté aquí de más.
Aquí hace falta una mujer, y esa mujer soy yo.
No regreso hecha llanto, no quiero conciliarme
con los hechos extraños
Antiguamente tuve la inútil velada de levantar las tejas
para aplaudir los párrafos de la existencia ajena.
Antiguamente no había despertado.
No era necesario despertar.
Sin embargo, he despertado de espalda a tus discursos,
definitivamente de frente a la verídica, sencilla y clara
necesidad de ir a mi encuentro.

Ahora puedo negarte, retirarte mi voto.
Y puedo escuchar y gritar conmigo
irremisiblemente viva,
porque viva es la voz de las verdades,
porque viva es la voz del luminoso
salón del casamiento de ángel con la estrella.

Ahora puedo negarte. Toda soy de ventanas,
limpia, libre y clara de frente al campanario
de los oficios de los vivos y de los muertos.
Y siento la necesidad de las cosas pequeñas,
de esas cosas pequeñas que no trepan
como si tuvieran medido el sitio,
sino que esparcen como los árboles ardidos.

Con esa pequeñez me desplazo por tu arquitectura
de galería sin fin.
-siempre sin novedad, ni rosa, ni luna en su camino-
y llego al fondo donde te descubro
en esas generaciones de familias inmovilizadas
que terminan con la última viga anciana
cuando ya no hay otro dueño y el mueble está gastado.


Aída Cartagena Portalatín
(1918-1944), poeta dominicana

La vida siempre es más fuerte

10 septiembre 2009

¿Te imaginas ser uno de los últimos hombres o mujeres sobre la faz de la Tierra?, ¿que los pocos supervivientes con los que convives son miembros de tu propia familia?, ¿y si supieras que hay algunos supervivientes más, pero que es prácticamente imposible ponerte en contacto con ellos, y que intentar hacerlo supondría poner tu vida en juego?...
Este es el escenario postnuclear que presenta Pedro Cáceres en su artículo sobre el Oso Cantábrico, en el Mundo (pinchen aquí).

No somos osos, la evolución a hecho que nos sobrepongamos a un instinto reproductor más fuerte que uno mismo... y posiblemente antepondríamos nuestra propia supervivencia a la continuidad de la especie humana... ¿O no? o es que el conocimiento profundo de que somos los últimos haría que nuestros instintos dormidos salieran otra vez a la superficie?

Pues ese instinto de supervivencia, de preservación de la propia especie, la continuidad de la vida, la fuerza de la  Naturaleza es lo que ha hecho que un oso se haya jugado la vida para poder reproducirse.

Tal y como comentan en el artículo, en el norte de España sobreviven las dos últimas poblaciones de Oso Pardo Cantábrico (Ursus arctos), la occidental y la oriental, separadas, nada más y nada menos, que por una vía de tren, una carretera y una autopista. El caso del oso cantábrico me recuerda en muchos aspectos al Leopardo Amur, del que ya hablé aquí, que se encuentra en grave riesgo de extinción, acentuado además por una fuerte endogamia debido a que sus poblaciones se encuentran aisladas. La reproducción endogámica es una de las peores cosas que le puede pasar a una especie que ya se encuentra en riesgo de extinción, porque las nuevas crías son más débiles y suelen nacer con defectos genéticos.

Recientemente se han encontrado restos que indican que existen dos nuevas crías de oso cantábrico procedentes de un macho de la población occidental (más numerosa) y una hembra oriental. Una muy buena noticia, y una gran esperanza para la continuidad de la especie. Ojalá se siga trabajando para crear pasillos que comuniquen ambas poblaciones, y que dentro de poco toda la cordillera cantábrica esté llena de oseznos.

A veces me apetece tener branquias...

07 septiembre 2009

Éstas son algunas de las joyas que pueblan nuestros mares... Y no somos capaces de valorarlas porque no las vemos, porque nos parece algo lejano, no las conocemos y por tanto no las respetamos. Ya lo he dicho alguna vez: el desconocimiento lleva al miedo y de ahí a la destrucción hay muy pocos pasos.

Os dejo con una joya grabada por Jon Rawlison, con música de un grupo de Seattle que se llama Barcelona, un acompañamiento perfecto.

Disfrutadlo.

Un consejo

Dando vueltas sin rumbo por internet, acabo de encontrar un vídeo que nos enseñó Marcela, una compañera del máster, el último día de clase, a modo de despedida.

Éramos un grupo muy unido, muy pequeño, y aunque las pasamos canutas y hubo de todo un poco, nos cogimos todos mucho cariño.

Ese último día, quien más, quien menos, se emocionó y se le saltaron un par de lagrimillas, viendo el video y con la posterior despedida (evidentemente, yo en mi línea, un par de lagrimillas y algunas más de regalo).

Y hoy me gustaría compartirlo con vosotros. Es largo, pero es precioso, y tiene verdades como puños.

Ausencias...

03 septiembre 2009


Me quema en la mano
la ausencia de tus dedos
entrelazados con los míos.

Me abrasa el recuerdo
de tus manos acariciando mi rostro
y mi pelo sigue enredado entre tus dedos.

A veces siento un aleteo en los labios
y miles de mariposas recorren mi boca
y sólo por un momento
vuelvo a recordar el sabor de tus besos.


Y algunas noches me despierto
soñando que he dormido 
en el hueco que queda
entre tu abrazo y tus latidos.

Intimidad

De un tiempo para acá muchas cosas han cambiado, y gente que había desaparecido de mi vida, o yo había desaparecido de la suya, están volviendo. Y no importa los años que hayan pasado, porque la confianza y la intimidad que había en aquel entonces aún perduran. Y a veces me parece increíble lo profunda que puede llegar a ser una relación, para que resista el tiempo y la distancia de esa forma.


Y es que a veces internet hace magia, y a uno de mis antiguos amigos lo recuperé a través del facebook. Y a partir de una tarde de abril, las cosas han vuelto a ser como hace más de diez años. Cuando la ruptura de nuestro grupo, a causa de la ruptura de su relación, lo mandó todo al garete. Yo me equivoqué en mis decisiones de aquel momento, pero se aprende de todo en esta vida.


Y poco a poco la relación se está recuperando. Y ayer estuvimos hablando de los viejos tiempos... y la intimidad que tenía con él volvió a cobrar la forma de su mano acariciando mi espalda.


En la primera tarde de abril escarbamos para intentar averiguar el porqué de nuestra separación, pero había miles de razones. Los siguientes días nos hemos puesto al día de nuestras vidas, de la mía, de la de los amigos que teníamos en común. Cada una corriendo por un derrotero distinto. Y ayer volvimos a nosotros, a aquello que nos unió en tercero de carrera. A aquello que nos separó.


Ayer le dije: "es que me parece que te despertaba un tremendo instinto de protección..." pero hoy me he dado cuenta de que era al revés: la que se sentía protegida era yo. Y también muy querida.


Ratoncito, creo que he tenido mucha suerte contigo.

El hombre que me ame...

02 septiembre 2009

I
El hombre que me ame
deberá saber descorrer las cortinas de la piel,
encontrar la profundidad de mis ojos
y conocer lo que anida en mí,
la golondrina transparente de la ternura.

II
El hombre que me ame
no querrá poseerme como una mercancía,
ni exhibirme como un trofeo de caza,
sabrá estar a mi lado
con el mismo amor
conque yo estaré al lado suyo.

III
El amor del hombre que me ame
será fuerte como los árboles de ceibo,
protector y seguro como ellos,
limpio como una mañana de diciembre.

IV
El hombre que me ame
no dudará de mi sonrisa
ni temerá la abundancia de mi pelo,
respetará la tristeza, el silencio
y con caricias tocará mi vientre como guitarra
para que brote música y alegría
desde el fondo de mi cuerpo.

V
El hombre que me ame
podrá encontrar en mí
la hamaca donde descansar
el pesado fardo de sus preocupaciones,
la amiga con quien compartir sus íntimos secretos,
el lago donde flotar
sin miedo de que el ancla del compromiso
le impida volar cuando se le ocurra ser pájaro.

VI
El hombre que me ame
hará poesía con su vida,
construyendo cada día
con la mirada puesta en el futuro.

VII
Por sobre todas las cosas,
el hombre que me ame
deberá amar al pueblo
no como una abstracta palabra
sacada de la manga,
sino como algo real, concreto,
ante quien rendir homenaje con acciones
y dar la vida si es necesario.

VIII
El hombre que me ame
reconocerá mi rostro en la trinchera
rodilla en tierra me amará
mientras los dos disparamos juntos
contra el enemigo.

IX
El amor de mi hombre
no conocerá el miedo a la entrega,
ni temerá descubrirse ante la magia del enamoramiento
en una plaza llena de multitudes.
Podrá gritar -te quiero-
o hacer rótulos en lo alto de los edificios
proclamando su derecho a sentir
el más hermoso y humano de los sentimientos.

X
El amor de mi hombre
no le huirá a las cocinas,
ni a los pañales del hijo,
será como un viento fresco
llevándose entre nubes de sueño y de pasado,
las debilidades que, por siglos, nos mantuvieron separados
como seres de distinta estatura.

XI
El amor de mi hombre
no querrá rotularme y etiquetarme,
me dará aire, espacio,
alimento para crecer y ser mejor,
como una Revolución
que hace de cada día
el comienzo de una nueva victoria

Gioconda Belli

Mujeres maduras vs Mujeres inmaduras

31 agosto 2009

Tenía este texto guardado en el tintero desde que lo leí, váyase usted a saber dónde, hará un par de años por lo menos (por la fecha de creación del fichero).
Me gustaría decir que soy UNA MUJER MADURA... pero creo que aún ESTOY EN PROCESO ^_^

La diferencia entre las mujeres inmaduras y las mujeres maduras
Las mujeres inmaduras quieren controlar a los hombres en sus vidas
Las mujeres maduras saben que si el hombre es realmente suyo
no hay necesidad de control.
Las mujeres inmaduras te gritan porque no las llamas
Las mujeres maduras están demasiado ocupadas
para darse cuenta de que no las has llamado.
Las mujeres inmaduras tienen miedo de estar solas
Las mujeres maduras utilizan ese tiempo
para su crecimiento personal.
Las mujeres inmaduras ignoran a los buenos hombres
Las mujeres maduras ignoran a los malos.
Las mujeres inmaduras te hacen que vuelvas a casa.
Las mujeres maduras hacen que quieras volver a casa.
Las mujeres inmaduras dejan abierta su agenda y esperan
a que su hombre hable para hacer planes.
Las mujeres maduras hacen sus planes y cariñosamente 
notifican a los hombres para que ellos se integren
como mejor les convenga.
Las mujeres inmaduras monopolizan el tiempo de su hombre
Las mujeres maduras se dan cuenta de que un poco de espacio
hace del tiempo juntos algo más especial.
Las mujeres inmaduras no perdonan, y castigan y se castigan por el rencor,
las mujeres maduras perdonan, ofrecen su hombro y un pañuelo.
Las mujeres inmaduras lastimadas por un hombre
hacen que todos los hombres paguen por eso.
Las mujeres maduras saben que fue sólo un hombre
Las mujeres inmaduras se enamoran y persiguen sin descanso.
Las mujeres maduras saben que algunas veces el que tú amas no te amará
y continúan su camino sin rencor.


El Silencio...

El Silencio es el título de la primera novela de Gaspar Hernández. Presentador de un programa en la radio de Cataluña que se llama "El oficio de vivir".

El Silencio no es, según palabras de su autor, un libro de autoayuda. Tampoco yo lo creo. Tal y como lo he visto yo al leer el libro, creo que trata de como una persona puede acabar con sus ideas preconcebidas. De como una persona, a través del estudio, la investigación y la experiencia personal puede acabar rompiendo con sus viejos tabúes y ampliar la concepción que tiene del mundo y de lo que le rodea.

Y es que antes de entrar en materia y hablar sobre el argumento del libro, me gustaría aclarar una cosa: si bien es cierto que catalogado como libros de autoayuda se ha publicado mucha basura, también se han publicado buenos libros procedentes de eminentes psicólogos y científicos. Y es que yo creo lo siguiente: la autoayuda es un género que sólo ayuda o guía, es uno mismo el que debe encontrar la solución a sus problemas. Y al igual que digo de un libro, pasa con las personas que van al psicólogo, terapeutas, etc: el psicólogo o terapeuta sólo te va a ayudar a encontrar una guía, pero el que tendrá que recorrer el camino de la curación es uno mismo. Esta es sólo mi opinión personal, basada en mi propia experiencia. Cada persona es un caso y un mundo diferente.

Y pasando al libro, en él el protagonista es el propio autor, y cómo debe enfrentarse a sus propios prejuicios cuando una amiga, antigua alumna de un monasterio Zen en Japón y que ahora trabaja como profesora de meditación en España, le pide ayuda para curarse de un cáncer. ¿Crees en la capacidad de la autocuración en el ser humano?, ¿cuál es la primera respuesta que te viene a la cabeza?, ¿y si alguien creyera que puede hacerlo?, ¿y si te demostraran que es algo que ya ha ocurrido antes, que hay personas que se han curado a sí mismas?.

El autor, a través de su investigación personal, su experiencia y la vida de su amiga se responde a esas preguntas. Yo busqué también mis respuestas.

¿Os apetece buscar las vuestras?

¿Ángel o...?

27 agosto 2009


No tendrás que prometerme la luna,
me bastará con que, tan sólo,
te sientes un rato conmigo debajo de ella...

Me gusta provocar y que me miren,
porque no conozco mayor afrodisíaco
que una mirada encendida desnudándome.

Plenilunio

26 agosto 2009

Por cada mujer
que muere en ti
majestuosa
digna
malva
una mujer
nace en plenilunio
para los placeres solitarios
de la imaginación traductora.


Cristina Peri Rossi

Querido Watson

21 agosto 2009

"Watson, puedes verlo todo. Sin embargo
tu error es razonar a partir de lo que ves".

- Sherlock Holmes -

La voz del viento

20 agosto 2009

...
Ahoga entre tus labios mi tristeza,
y esta inquietud punzante que ya empieza
a taladrar mi sien con sus latidos.

Ernestina de Champourcín

Lunátic@

Lunático (RAE):

1.- Que padece locura, pero no contínua, sino por intervalos...

Históricamente: estado de locura transitoria debido a los cambios en la luna...

Estado de luna: Luna Nueva



Pequeños pasitos

19 agosto 2009

Personalmente creo que una de las mejores formas de mejorar, o al menos, la que ha mí me ha funcionado, es mirarse constantemente el ombligo... pero no porque el mundo gire alrededor nuestro, sino porque uno mismo es responsable de su mundo.

Lo he pensado esta mañana en la ducha (es que a mí la ducha me cunde mogollón): desde febrero no he tomado ni un tranquilizante ni un ansiolítico. Desde el día 3 de junio (¡sorpresa!) ya no tomo ni valeriana ni tila (que caían dobles) para dormir... no he vuelto a tener ni un solo ataque de ansiedad.

Puede parecer una chorrada, pero para mí, haber superado esto, despues de sufrir SAG durante casi 7 años, es como pasar volando de un lado a otro del abismo.

Si alguien que lea este blog le pasa lo que me pasó a mí, le animo a que no se rinda, que siempre se tienen fuerzas para seguir luchando, que todo se supera... que sólo hay que dar pasos pequeños y tener confianza.

Fortaleza

17 agosto 2009


Bueno... el texto que viene a continuación es una "salida del armario" en toda regla, fruto de una lectura que me realicé hace algunos meses, y que ahora estoy volviendo a releer, revivir... es la lectura de un arcano del Tarot que se llama "la Fuerza".

Soy el impulso interior que mueve el espíritu, la confianza en la razón, el optimismo del que se sabe protegido. Soy el poder sin frenos de la creatividad original.

Quiero enseñarte la fortaleza interior, el coraje y el compromiso. Autoconfianza y alegría de vivir.

Quien controla sus instintos logra dominar las pasiones, sublimar las tentaciones, dejarlas fluir y hacerlas cesar. Observa a tu alrededor y deja que los acontecimientos vayan definiendo el sentido del cambio. Fluye con la corriente y, poco a poco, ve tomando el control necesario, primero sobre ti mismo, y luego sobre el entorno.

No alcanzarás la sabiduría del Ermitaño sin prudencia, mesura y control personal. Se sutil. Emplea la diplomacia. Lo que nos hace perder el control es parte de nuestra propia sombra. Para madurar hay que conocer nuestro lado oscuro. Hacer lado a la sombra requiere coraje y confianza, pero sólo enfrentándolo y reconociéndolo podremos trascenderla.

Cuando permites que las pasiones y emociones desmedidas condicionen tu vida, ellas dominan tu mundo. Conducen más allá de la razón y del espíritu, no dejan manifestarse al Amor y la verdad permanece oculta.

Cuando tratas de controlar e imponerte, predominan la ira, el deseo y el miedo. El Amor no está presente, y lo alejas más y más. No hay que dominarse por la fuerza: tarde o temprano la pasión que deseas dominar asalta e interrumpe. No trates de dominar al otro: tarde o temprano se revelará contra ti.

Cuando nos vemos a nosotros mismos bajo una luz favorecedora, desde nuestro mejor ángulo, maquillando las motivaciones inconfesables y las fuerzas oscuras subyacentes, dejamos que el ego nos muestre lo que queremos ver. Siempre habrá excusas y otros culpables, a fin de no asumir la responsabilidad por cuanto pensamos, sentimos y hacemos. De esta manera no aceptamos nuestra sombra, no admitimos que ella nos pertenece y no podemos transitar por su territorio para superarla.

La verdadera fortaleza se manifiesta en la personalidad, en la confianza en ti mismo, en tu habilidad para afrontar los desafíos y las dificultades, ya sea para transformarlos o aceptarlos.

Soy la potencia misma de la consciencia. El punto de unión entre la energía espiritual y la energía instintiva. Nada me asusta, soy el comienzo de la Creación.

Miedo

16 agosto 2009

Me gustaría poder decir que he controlado mis miedos... pero sería mentira, y miento muy mal, y aparte, no me gusta mentir.
Pero no miento si digo, que aunque no controlo mis miedos, ellos tampoco me controlan a mí. Nos vemos, nos observamos, reconocemos nuestra mutua existencia.
Podría decir que mis miedos son infinitos, tantos como sentimientos bullen en mi interior.
No miento si digo que ahora tengo miedo. Sé que será mi compañero, y sé, que según pase el tiempo, desaparecerá por sí solo. O quizá encuentre una luz, lo ilumine, y el miedo se diluya en la luz.

Lobos: ¿estaremos aprendiendo?


Durante la semana que estuve de vacaciones en Málaga tuve la oportunidad de hacer una visita a Lobo Park (Antequera). Para ser sincera, desconocía totalmente la existencia de un centro de estas características en España, sobre todo si tenemos en cuenta la cultura de miedo al lobo que existe aún en nuestro país.

Lobo Park es un fruto de la iniciativa privada de Daniel Weigend, psicólogo bávaro que ha creado en Andalucía el único refugio (hasta ahora) de lobos en España. En el centro, cuya extensión no llega a las cuatro hectáreas, conviven, por separado, cuatro especies de lobos: Lobo ibérico, lobo tundra de Alaska, Timber canadiense y Lobo europeo, además de tres ejemplares procendentes de cruce entre perros y lobos (práctica prohibida en Europa pero ampliamente difundida en países como EE.UU). En el centro se recogen animales que han perdido a sus progenitores, o como en el caso de los perros-lobo, animales que no han podido ser controlados y amaestrados por sus dueños, y éstos, finalmente, han debido dejarles en este centro de acogida.

Cuando un amigo me recomendó que hiciera una visita al centro, estuvimos hablando de como siendo uno de los países con mayor diversidad en cuanto a fauna y flora de toda Europa, tienen que ser personas de otros países los que tengan que venir aquí a enseñarnos cómo cuidar de los tesoros que tenemos.

Ayer me enteré por la prensa de que en Puebla de Sanabria (Zamora) se va a abrir un centro temático sobre el lobo ibérico para dar a conocer las características de esta especie, protegerlo y, ya de paso, y como no podía ser de otra forma con el ser humano, usarlo como un reclamo turístico más para la zona.

Me gustaría pensar que estamos aprendiendo que el lobo es un animal más, indispensable para mantener el delicado equilibrio en nuestros bosques, también que por fín los ganaderos y pastores han entendido que la única razón por la que el lobo ataca a los rebaños es porque les estamos diezmando sus terrenos de caza, arrancando hectáreas de árboles a los bosques para dedicarlas al cultivo y al pastoreo, haciendo que sus manadas queden aisladas entre sí, e impidiendo que puedan moverse en busca de alimento. Me gustaría pensar que estamos aprendiendo a respetar al lobo, y que todo esto no es sólo una argucia para atraer turistas a la zona.

El último recuerdo que tengo de casa de una de mis abuelas, en Ávila, es el de estar metida en la cama, por la noche, hace casi 27 años, y oir aullar a un lobo...






Cristal

15 agosto 2009

Fundida en tierra y fuego,
Pulida por agua y aire,
Nací, como el cristal,
El más hermoso...
El más frágil...
Pero tú nunca me viste,
Solo era transparente...

Las cosas que no nos dijimos

14 agosto 2009

Él título del post es el título de la novela de Marc Levy que me regaló mi hermana María por mi cumpleaños. No voy a mentir: cuando lo ví pensé inmediatamente en que era una novela romántica, que personalmente, me dan "grimita" (es como Love Story, que nunca he visto completa, y cuya banda sonora, con sólo oir los primeros compases, hace que me ponga de los nervios).

Pero queridos, nunca hay que juzgar un libro por las tapas, y aunque sí que es cierto que en el libro hablan sobre el amor, el centro de la historia no es una relación romática, sino la relación entre un padre y su hija.

Y es que, como afirman muchos psicólogos, la primera relación romántica que establece una niña es la relación con su padre.

No voy a destripar el libro, pero desde que Futblo me conminó a que comentara otro libro que recomendó él en su blog, cada vez me va apeteciendo más la idea... comentar los libros que voy leyendo, pero deben ser estos calores, que me tienen la mar de perezosa.

Siendo realista, el libro no es ningún novelón, además de que tiene toda la pinta de carne de cañón para futuro guión de comedia romántica americana... pero hay un pero: toca la fibra sensible. Habla de segundas oportunidades, de recuperar el tiempo perdido entre un padre ausente y una hija esquiva...

Lectura ligera para el verano, para no pensar demasiado y pasar un rato agradable.

La Magia

13 agosto 2009

"La Magia es sabiduría, es el empleo consciente de las fuerzas espirituales, para la obtención de fenómenos visibles, o tangibles, reales o ilusorios, es el uso bienhechor del poder de la voluntad, del amor y de la imaginación; es la fuerza mas poderosa del espíritu humano empleada en el bien.
La Magia no es brujería."

Paracelso (1493-1541)

¿Quién eres?

10 agosto 2009

Me estaba mirando fijamente, sentadas cara a cara, otro martes más.
-Te voy a hacer una pregunta... y quiero que te lo pienses bien antes de contestar... ¿quién eres?
-¿Cómo que quién soy? no te entiendo.
-¿quién eres?
-Pues soy Cristina... - y mi cara ya no pudo ocultar la extrañeza y la sorpresa ante esa pregunta... la miré a los ojos, intentando averiguar a donde quería llevarme.
-¿eres sólo eso?, ¿un nombre?, ¿una palabra?
- No hombre, soy muchísmas más cosas, soy mujer, trabajo de... - no me dejó terminar:
- ¿Eres eso, un género?, ¿una persona que ejerce un trabajo?, ¿eso es lo que dice quién eres?
- Carmen, no te entiendo... hay muchísimas cosas que me definen, que dicen lo que soy...
- Lo que eres, aquí y ahora, no quién eres- Y me clavó sus profundos ojos marrones, hurgando en mi alma, tensando hilos que estaban sueltos... sin conexión aparente.
- Pues entonces no sé quién soy, no sé la respuesta... -y miré avergonzada al suelo, pensando en cómo no podía tener respuesta para una pregunta tan obvia.
Me miró y sonrió: -tranquila, la encontrarás.

Esta irritante conversación tuvo lugar hace unos cuantos años. Encontré la respuesta a esa pregunta hace unos meses, a fuerza de seguir hurgando, de mirar en las habitaciones escondidas, de tejer con esos hilos que estaban sueltos y me rodeaban por doquier... de mirar hacia afuera, pero, sobre todo, hacia adentro.



Emprender

09 agosto 2009

No dejes que tus límites bloqueen tu autoestima. Pon esos límites a un lado y da lo máximo por sacar lo mejor de aquello en lo que eres bueno.

Emprender es el corazón de los negocios. Emprender no es dinero, emprender son ideas.

Richard Branson

(De Kirainet.com, extraído del libro Bussines Stripped Bare)

Recuerdos (II)

06 agosto 2009

A veces el tiempo causa estragos... supongo que es algo que no se puede evitar...
Es como un agujero negro, que lo devora todo a su paso...
Se instala en tu mente y en tu alma con un hambre voraz...
Y se acaba llevando los recuerdos más preciosos...
El mayor de los tesoros.

Vivir despeinada... Para María

03 agosto 2009

Gracias por estos años, por ser mi amiga, y por compartir tu camino conmigo... ha sido, es y será un placer... Un beso

Todos deberíamos atender esta frase con intensidad, sin poses, disfrutando cada momento, cada experiencia, cada afecto. Sin lugar a dudas, seríamos mucho más felices.

Hoy he aprendido que hay que dejar que la vida te despeine, por eso he decidido disfrutar la vida con mayor intensidad… El mundo está loco. Definitivamente loco… Lo rico, engorda. Lo lindo sale caro. El sol que ilumina tu rostro arruga. Y lo realmente bueno de esta vida, despeina…
- Hacer el amor, despeina.
- Reírte a carcajadas, despeina.
- Viajar, volar, correr, meterte en el mar, despeina.
- Quitarte la ropa, despeina.
- Besar a la persona que amas, despeina.
- Jugar, despeina.
- Cantar hasta que te quedes sin aire, despeina.
- Bailar hasta que dudes si fue buena idea ponerte tacones altos esa noche, te deja el pelo irreconocible…


Así que como siempre cada vez que nos veamos yo voy a estar con el cabello despeinado…

Sin embargo, no tengas duda de que estaré pasando por el momento más feliz de mi vida. Es ley de vida: siempre va a estar más despeinada la mujer que elija ir en el primer carrito de la montaña rusa, que la que elija no subirse.

Puede ser que me sienta tentado a ser una mujer impecable, peinada y planchadita por dentro y por fuera. El aviso clasificado de este mundo exige buena presencia: Péinate, ponte, sácate, cómprate, corre, adelgaza, come sano, camina derechita, ponte seria…

Y quizá debería seguir las instrucciones pero ¿cuando me van a dar la orden de ser feliz? Acaso no se dan cuenta que para lucir linda, me debo de sentir linda… ¡La persona más linda que puedo ser!

Lo único que realmente importa es que al mirarme al espejo, vea a la mujer que debo ser. Por eso mi recomendación a todas las mujeres:

Entrégate, Come rico, Besa, Abraza, Haz el amor, Baila, Enamórate, Relájate, Viaja, Salta, Acuéstate tarde, Levántate temprano, Corre, Vuela, Canta, Ponte linda, Ponte cómoda, Admira el paisaje, Disfruta,

y sobre todo, deja que la vida te despeine!!!!

Lo peor que puede pasarte es que, sonriendo frente al espejo, te tengas que volver a peinar.

SUERTE Y QUE DISFRUTES...

De vuelta de las vacaciones...

Los amigos son personas que aparecen un día, de repente, comparten parte de tu camino, y a veces, por la misma vida, porque todos cambiamos, porque las cosas cambian... esos amigos, igual que han llegado, se van... o nos vamos nosotros.

Pero la vida es caprichosa, y al destino parece que le gusta jugar a los dados, y a veces esos amigos vuelven a sentarse a nuestra mesa, a jugar con nosotros. Todos vamos y venimos.

Le estuve dando vueltas a esto durante este fin de semana, durante las horas de viaje que compartí con David, de camino a Soria, a la boda de una amiga común. Hacía más de 10 años que no nos veíamos, la vida se encargó de separarnos tras ser muy, muy amigos durante los últimos años del instituto y los primeros de carrera. La nuestra, en su momento, no fue una despedida dolorosa... ni siquiera fué una despedida... quizá sólo era un "hasta luego".

La vida se ha encargado de juntarnos de nuevo, en un viaje donde nos hemos puesto al día de todo lo que nos ha pasado durante estos últimos años... y como yo le pregunté a David:" ¿No tienes la sensación de que parece que no nos hemos separado? y como me dijo él: "la verdad es que tengo la sensación de que nos estamos poniendo al día después de volver de vacaciones"...

A veces tenemos la suerte de encontrar en nuestro camino gente que siempre que estará... aunque no esté.