Para mi trovador

25 agosto 2010

Tienes que ser como un juglar de la corte que huye durante la noche.
El rey te rogará que te quedes,
incluso te ofrecerá la mano de la princesa con tal de que sigas cantando.
Pero tú eres un juglar y debes rechazar su oferta,
porque sin caminos que recorrer no hay música.

(Hijas de la Alegría)








La imagen está tomada de aquí


(En la lejana Edad Media aparece en la Europa Meridional la figura del trovador, un poeta que dedica su vida a cantar el amor. Creador de la poesía, el trovador lo es también de la música: escribe el poema y la música con que debe ser cantado. Todo un mundo perdido de damas y caballeros, de música y poesía... )

2 Comentarios:

Kelevra dijo...

Esto de trovador es un poco triste ¿no?, mucho cantar, mucho cantar, pero todo el día de un lado para otro y ni princesa ni doncellas, menos mal que me hice informático en vez de trovador.

Besos.

26 de agosto de 2010, 8:30
Cristina dijo...

Bueno, lo de ser trovador o informático es cuestión de llevarlo dentro jajajaja
La música es alegría y tristeza, alegría por los nuevos caminos a recorrer, tristeza por aquello que se deja atrás...

Más besos

27 de agosto de 2010, 0:38