Mis cien caras

28 julio 2008

Llevo unos días pensando en esto, desde que un amigo, en su blog, se describió por 100 pasos: anécdotas, vivencias, creencias... que le caracterizan. Y me dieron muchas ganas de hacer algo similar. En muchas cosas se parecerá a lo que escribió mi amigo, en otras, nada. No voy a seguir ningún guión, y posiblemente esto sea lo más largo y espesito que he escrito hasta ahora.



1.- Me llamo Cristina por el canto de un duro, literalmente. Había dos opciones: si era niño me llamaría Catalino (tela), como mi padre y mi abuelo. Si era niña, según mi madre, Cristina o Elena (como las infantas). Al nacer niña mi padre siguió emperrado con lo de llamarme como él, así que barajaron llamarme Catalina (que no me hubiese importado nada, para mí ese nombre tiene un halo de grandeza que me encanta...). Pero a una de mis tías no le gustó nada, así que se jugaron con un duro a cara o cruz cómo me llamaría, Cristina o Catalina. Ganó mi tía y me quedé con Cristina (aunque prefiero que me llamen, en confianza, Cris...).


2.- Soy la mayor de cinco hermanos, somos tres chicas y dos chicos. Muy seguidos, porque yo acabo de cumplir 30 años y el pequeño cumplirá en noviembre 24. Ellos fueron mis muñecos cuando era pequeña, empecé a cambiar pañales con cuatro años. Ellos han marcado mi infancia, lo que fuí, y mucho de lo que soy ahora. Estoy muy orgullosa de ellos, y del trabajo que hicimos para educarlos y sacarlos adelante (entre mis padres y yo, quiero decir).


3.- Pasé una infancia relativamente dura: ayudar a criar, cuidar y educar a cuatro niños pequeños es un trabajo un poco difícil para una niña. Apenas tengo recuerdos de bajar a la calle a jugar con otros niños, y me acuerdo de pasar muchas tardes llorando en casa porque tenía que ayudar a mi madre. Según yo fuí creciendo, y mis hermanos también, las cosas mejoraron. El instituto fué mejorando año a año (cada año me lo pasaba mejor, y posiblemente 3º de BUP y COU fuesen los mejores años). Y la universidad ya fué la apoteósis: tengo muchos y muy buenos recuerdos.

4.- Tuve un educación ultra católica-romana, aunque mi madre, por ser portuguesa, de una zona muy cercana a Galicia, cree en horóscopos, meigas, brujas, etc... y esa creencia nos la ha pasado a todos los hermanos (incluso a los chicos). Durante mi infancia, y hasta que comencé a trabajar y el descanso comenzó a ganar peso en mi lista de prioridades, iba a misa todos los domingos (con algún amigo del insti, lo que me permitía escaquearme un poquito de mis obligaciones).


5.- Sí, mi madre es portuguesa, y no, no hablo portugués. Lo entiendo si me hablan, sé leerlo y escribir algo, pero no tengo ni idea de hablarlo. Mi madre llegó a España con 16 años y en casa nunca habló en portugués. En cambio la otra tía que tengo viviendo en España sí lo habla aún, ni siquiera ha perdido el acento (mi madre sí).

6.- Me leo todos los días el horóscopo, me encanta la astrología, sé echar las cartas del tarot y me encanta toda la literatura de este tipo. No creo que el destino esté escrito, ni en las estrellas ni en las cartas, para mí son consejo o guías, y tampoco creo en los horóscopos de los periódicos o revistas. Es algo que se debe hacer de forma personalizada y rigurosa (teniendo en cuenta que no es una ciencia).


7.- Me encantan los animales, incluso ahora le estoy descubriendo la gracia a los insectos. De pequeña mi madre nunca nos dejó tener animales en casa, salvo algunos canarios. Yo un día intenté engañarla, recogí un gatito chiquito abandonado en la calle, me lo subí a casa, pero mi madre me pilló y me hizo bajarlo de nuevo. Lloré lo que no está escrito e intenté seguirle la pista al gato. Ahora tengo dos gatitos, Misi y Nico, a los que quiero con locura. Dentro de muy poco tendré peces y en cuanto pueda tendré perros (vamos, que voy a montar un zoo).

8.- Como se puede intuir, lloro muchísimo. De dolor, pena, rabia o alegría. Es algo que no intento contener, soy así.

9.- Según he ido creciendo como persona he ido cambiando mi actitud con respecto a la religión: abandoné la fe católica, pues no estaba de acuerdo ni con sus postulados, ni con su jerarquía ni acciones. Por otro lado, respeto cualquier creencia. Creo que es algo muy íntimo y personal. No tengo por costumbre preguntar sobre las creencias espirituales de la gente, ni me hace demasiada gracia que me lo pregunten a mí.


10.- Mientras que de religión no me hace mucha gracia hablar, no tengo absolutamente ningún problema en hablar de temas que suelen ser tabú: dinero (lo que gano o lo que tengo) y sexo. Para mí son cosas que no tienen demasiada importancia, y los trato con naturalidad.

11.- Leo de forma compulsiva, y compro libros al mismo ritmo. Mínimo uno por semana. Cuando era pequeña me echaban de clase por leer a escondidas, con el libro en las rodillas. No tengo una temática fija, últimamente me ha dado por la novela histórica y la psicología.


12.- Pensando en escribir esto me he dado cuenta de que soy una maniática. Una de mis mayores manías es mi pelo: me gasto una auténtica pasta en productos para el pelo (mi último descubrimiento es el aceite de semillas de lino XD), y tengo dos secadores, uno de peluquería y otro para peinarlo. Casi nunca salgo de casa con el pelo mojado (tengo muchísimo y tarda como 4 horas en secarse) y lo he llevado de casi todos los colores y cortes.


13.- Más manías: dormir casi a oscuras (el ruido ya casi no me molesta), el tipo de servilletas (me río yo de los mangos de las cuberterías jejejeje), y en cuanto a ropa o complementos ya no quiero ni entrar, porque nos eternizamos.

14.- Hablando de dormir: entre diario duermo muy poquito, 6 o 7 horas, pero el fin de semana me desquito, 12 horas del tirón, sin despertarme para nada. Necesito hacerlo para descansar, los dos días, porque si no a la semana siguiente voy arrastrándome a todas partes.


15.- Soy muy empática, no porque lo sea de forma natural, que seguramente lo sea, si no también porque me esfuerzo por serlo. Me preocupa la gente, mis amigos, y los amigos de mis amigos... creo que es una forma de respeto y de cuidar de la gente que te importa, intentar ponerte en su lugar.


16.- En cuanto a defectos, tengo un millón y medio, pero los principales son la impaciencia (lo siento, la perdí con mis hermanos jejejeje) y el que a veces puedo llegar a ser terriblemente pesada, cuando se me mete algo en la cabeza. Al menos intento estar atenta y corregir mi actitud cuando me pongo en ese plan.



17.- Tengo una tendencia exagerada a ver el lado bueno de las cosas, de la gente, de todo en general. Aunque me fío mucho de mis primeras impresiones, no suelo fallar.


18.- Soy un poco hipocondríaca, aunque estoy trabajándome el tema. Creo que es por la sobreprotección de mi madre y porque mi padre también lo es... me daban miedo los aviones, las arañas... y me siguen dando miedo el agua (casi no sé nadar), las motos (la velocidad en general)...


19.- A veces, para relajarme, me da por limpiar, planchar... y algo más normal: ir de compras (ahora, lo hago todo a lo grande... ).


20.- Me encanta aprender y que me enseñen... si no fuera porque hacer exámenes no me gusta nada, seguiría en la universidad estudiando psicología y sociología... incluso es posible que historia (que también me gusta mucho).


21.- Mis pasiones, aparte de leer y los animales: la escultura y la arquitectura. Soy realmente feliz en una exposición, y si puedo, me desato haciendo fotos (otro hobbie).


22.- Mi viaje pendiente, el principal (porque he viajado realmente poco) es Grecia. Mi pasión desde el instituto. En tercero de BUP organicé el viaje de fin de curso a Grecia y por circunstancias familiares me quedé sin ir. Espero poder quitarme la espinita muy pronto.


23.- En los estudios siempre he sido del grupo de los empollones, aunque no tengo precisamente una memoria de elefante, es más, jamás me he aprendido nada de memoria. Necesitaba razonarlo y relacionarlo todo para aprendérmelo.


24.- Hay una cosa que odio profundamente: que me mientan o me digan medias verdades, porque al final, no sé cómo, siempre acabo sabiendo la verdad. Prefiero el dolor de la sinceridad a la traición de una mentira.


25.- Aunque no lo parezca, soy tremendamente tímida. Me cuesta iniciar una conversación con gente que acabo de conocer. Pero una vez que cojo un poco de confianza, me doy completamente.


26.- Soy una persona muy intuitiva, y me guío mucho por mi intuición.


27.- No fumo ni he fumado nunca, apenas bebo (y lo que bebo es casi todo bebidas dulces o cócteles). Mi primera cerveza (con limón) me la tomé el año pasado.


28.- Tampoco he probado ninguna droga, y no me llama nada la atención.


29.- Tengo una imaginación portentosa, y una capacidad asombrosa para desconectarme en prácticamente cualquier situación. Siempre me estoy imaginando cuentos y aventuras...


30.- Soy muy, muy mimosa. A veces hasta pegajosa (hasta yo me doy cuenta). Me gusta que me cuiden y me mimen, y a mi me encanta hacer lo mismo.


31.- Sólo soy capaz de dormir en el lado izquierdo de la cama (mirándola de frente).


32.- He dormido con un perrito de peluche hasta las 24 años (sí, qué pasa XD)... me lo trajo una de mis tías de EEUU y le tengo muchísimo cariño.


33.- Hay cosas que para mí son muy importantes, virtudes que intento cultivar en mi misma: lealtad, comprensión, sinceridad, alegría, honor... y algo a lo que yo llamo "clase", y que para mí es saber comportarse en toda ocasión con dignidad y respeto hacia los demás, sabiendo tratar a la gente... es una actitud ante la vida.


34.- Me encantan las plantas y las flores, desde que me compré la casa intento tener plantas y cuidarlas con todo el cariño, y en invierno me aguantan muy bien, porque hace buena temperatura, pero en verano hace tanto calor que se me mueren todas (salvo los potos).


35.- Uno de mis sueños es vivir lo más cerca posible del campo, tener una casa con terreno para cultivar y plantar árboles, tener a mis perros sueltos, y donde mis hijos puedan jugar tranquilamente... necesito el contacto con la naturaleza tanto como respirar (este sueño incluye el jubilarme a los cuarenta años)


36.- Más cosas que necesito para sentirme bien: la música, para relajarme, desconectar, bailar, levantarme el ánimo... cuando era más joven era una bakala de cuidado, ahora para salir me ha dado por el pop (me estaré haciendo mayor???)... me encanta la música en francés, la celta, árabe... músicas trandicionales del mundo, por decirlo de alguna manera.


37.- Para mí es muy importante el contacto físico: abrazar, acariciar, dar besos... con amigos, familia, pareja... a mis animales también los achucho. En el trabajo al principio la gente alucinaba un poco, pero los he ido acostumbrando.


38.- Soy de las personas que piensan que el respeto hay que ganárselo. Sí que estoy de acuerdo en que todo ser vivo merece ser respetado (la Tierra también, aunque no esté viva) pero esa mezcla de admiración y respeto que sentimos hacia algunas personas... por cómo son o lo que hacen... realmente conozco a poca gente que se merezca mi respeto en ese sentido.


39.- Analizo a la gente. Lo hago desde pequeña, desde el tono de voz hasta la postura, todo. Me ayuda a conocerlos, y me encanta hacerlo.

40.- Quizá por este análisis soy buenísima haciendo regalos, no suelo fallar nunca. Me gusta mucho hacer regalos y ver la cara de sorpresa e ilusión que ponen. Para mí es un placer.


41.- Entre las pocas personas que respeto y admiro está una profesora de instituto, Nieves, que me daba clases de latín. No sólo me enseñó a amar la cultura antigua, Grecia y Roma, y ayudarme a sacar sobresaliente en esa matrícula, sino que me inculcó un profundo amor y respeto por la vida, y por la necesidad de seguir aprendiendo.


42.- Soy muy susceptible, principalmente debido a mi inseguridad y baja autoestima... estamos en obras también con esto.


43.- Me encanta el teatro y los musicales, en el instituto estuve un año en un grupo de teatro. También me gusta mucho el cine.


44.- En el fondo soy un poco friki... aunque tuve contacto con los ordenadores muy tarde (en primero de carrera), me enganché rápido, porque lo que yo quería haber estudiado era informática de gestión. Así que lo que hacía al salir de clase en la universidad (en Ríos Rosas) era irme a la Escuela Superior de Teleco (en el Paraninfo) y engancharme allí al aula de informática, con mi amiga Miriam. Hicimos prácticas juntas, yo aprendí a manejarme en linux, fuí con ella a algunas clases e incluso hice un exámen de electrónica... al final, cuando acabé la carrera de empresariales hice primero de informática de gestion en la UNED (y luego me puse a trabajar y lo dejé aparcado, pero aprobé todo).


45.- También soy terríblemente vaga. Salvo salir a pasear y el senderismo, el resto de deportes me dan una pereza tremenda. Y eso que en colegio era un hacha jugando al voleibol.


45.- A veces soy muy competitiva, aunque no me importa en absoluto perder. Me gusta competir por el simple hecho del desafío en sí mismo.


46.- Me encanta que me llamen mi niña o princesa... me derrito, literalmente.


47.- Soy muy golosa, pero no de chocolate sólo, no me hacen gracia los bombones o comerme un trozo de chocolate.... ahora, dame un bizcocho de chocolate o una tarta... puede desaparecer en cuestión de minutos XD


48.- Me encanta la crema pastelera (;P) , y además toda clase de bollería... lo cual es un problema...


49.- Comer, como de todo, y me encanta la cocina internacional... sólo hay dos cosas que me cuestan, y muchísimo: el queso y los sesos (aceptamos el queso en pizza o hamburguesa... aunque para los especialistas eso no se puede llamar queso).


50.- Sé bastante de vinos, pero el que más me gusta es el blanco, albariño.


51.- Cocino bastante bien, y me gusta cocinar, sobre todo para los demás. Me encanta organizar cenas en casa y preparar un festín para mis amigos.


52.- También me gustan los licores, pero no suelo beber. Si toca me decanto por la crema de orujo y el patxarán.


53.- Estoy enganchada al canal cocina, al Odisea y al Nature.... por lo demás, cada día veo menos la tele.


54.- Soy muy, muy , muy especialita con el tema de los olores. Odio subirme al metro y que huela a sudor y a sucio (y mira que llevo años usando el transporte público, pero no me acostumbro). No hay cosa que me guste más que alguien huela bien, lo que no significa que tenga que asfixiarnos a los demás en perfume.


55.- Relacionado con lo anterior está el tema de que prefiero que no me regalen perfumes, porque hay un riesgo bastante alto de que no me gusten. Prefiero olores frescos, cítricos, o profundos.


56.- No me gusta el olor a rosas ni a lavanda.


57.- Me he llegado a enganchar de un chico por su olor... me encantaba pasarle la mano por los rizos, acariciarle el pelo... y luego se me quedaba su olor en las manos durante todo el día.


58.- Se pueden contar con los dedos de una mano los chicos que han pasado por mi vida. Timidez, por un lado, o ser demasiado atrevida, por otro, no me ayudaron en mi vida amorosa (aparte de que, para que negarlo, estoy gordita y a la mayoría de los chicos no les gustan las chicas como yo).


59.- De mí misma estoy tremendamente encantada con mis ojos y mi escote, para qué negarlo.

60.-Cuando era pequeña y soñaba con qué sería de mayor, lo primero que me pasaba por la cabeza era ser dibujante para la Walt Disney. Me encantaba pintar y lo hacía bastante bien. Después me dió por la Astronomía e incluso estuve investigando para ver cómo podía estudiar esa carrera, que aquí no existe como tal, en España sólo existe Astrofísica y se imparte en la universidad de Canarias; conclusión, que no estudié astrofísica, pero me encanta la astronomía.

61.- Uno de mis tíos, por parte de padre, estaba emperrado en que lo que yo tenía que hacer era cantar ópera. Él es un enamorado de la ópera y me enseñó bastante. Yo no canto mal y me gustaba mucho, pero eso jamás tiró para adelante. Me quedó el amor a la ópera y sobre todo a Luciano... (lloré cuando murió, no lo puede evitar).

62.- Lo que quiero ser de mayor, ahora, es dedicarme a la medicina alternativa, tratar cuerpo, mente y espíritu como un todo. Aprender a ayudar a los demás (para lo cual primero tengo que aprender, y no sólo estudiar, un montón de cosas... pero poco a poco).

63.- No me rindo fácilmente, soy una luchadora nata. Todo lo que tengo lo he conseguido con trabajo y esfuerzo, desde la primera bici que me compré con el dinero que tenía ahorrado a los 11 años, hasta el ascenso que conseguí hace pocos meses. Quizá se me da mejor luchar por cosas que por personas...

64.- No me enfado nunca. Es un sentimiento que considero completamente inútill, sólo consigues hacerte daño a tí y a los demás. Evidentemete hay cosas que me pueden doler y molestar, pero se me suele pasar muy rápido.

65.- Dentro de que soy cariñosa y mimosa, se puede incluir que llamo a la gente que quiero y me importa con motes cariñosos, diminutivos y cosas similares. Llamo cari, peque, amor y cosas parecidas a mi gente.... incluso a mi anterior jefe le llamaba cari, y a él le encantaba (es más, le sentaba fatal que llamara cari a otra gente, y me lo dijo él!)

66.- No ví el mar hasta los 22 años. Entre que el poco dinero que tenía del trabajo lo tenía que ahorrar y darlo en casa para ayudar y que con mis padres no nos fuimos de vacaciones nunca, tuve que esperar a tener un trabajo en condiciones para poder irme de vacaciones y ver el mar. Ahora, lo ví en todo su esplendor, en la costa de Galicia.

67.- Una de las cosas que más me gustan es dormirme con el murmullo de las olas... tardé en ver el mar, pero ahora necesito estar cerca por lo menos una vez al año y recargarme las pilas con él.

68.- Otro de mis sueños es irme a vivir al norte de España y vivir cerca del mar y la montaña.

69.- Odio el calor, nací en junio y aún así no lo soporto, me amodorra y me repatea estar sudando todo el día. Prefiero el invierno y el frío.

70.- Cuando era pequeña tenía más amigos que amigas, me llevaba mejor con los chicos, además de que en clase sólo éramos 7 chicas. Ahora me llevo bien con todos por igual, pero reconozco que me llevo mejor con las chicas (aunque los chicos que tengo como amigos son muy, muy amigos y los quiero mucho).

71.- Me encanta la naturaleza. Y me suelo quedar mirando, como hipnotizada, las nubes y los árboles... me gustan mucho los árboles, desde que era pequeña (como yo digo, se me escapa el espíritu de Heidi que llevo dentro).

72.- Una de las cosas que tengo pendientes es aprender a tocar el piano (el arpa también me gusta mucho). Mi amiga Marta tocaba el piano y muchas veces me iba a su casa a ver como prácticaba para los exámenes y también fuí con ella a clase alguna vez (me cuelo en las clases de todo el mundo)

73.- Me encanta hacer manualidades. Cuando era pequeña me encantaba modelar con arcilla.

74.- De pequeña escribía poesía, me hice un librito que encuaderné yo misma. Ahora lo que hago es escribir aquí o en el otro blog... me encanta escribir y me ayuda a desahogarme.

75.- Suelo acordarme de todo lo que sueño, y a veces sueño cosas rarísimas (como hoy, que he soñado que trabajábamos tumbados y viendo la tele).

76.- Otra cosa que hacía mucho de pequeña era maquillarme con las pinturas de mi madre o de mi tía. La primera vez que salí de casa maquillada fué con cinco años, y lo hice tan bien que mi madre apenas se dió cuenta. Lo que hacía era encerrarme en el baño y me tiraba como poco una hora haciendo maravillas en mi cara....

77.- Desde pequeña me pirran los chicos rubios con los ojos claros. Después me pasé a los morenos de ojos claros, y según he ido creciendo, me fijo cada vez menos en el físico y más en la persona, en conjunto.

78.- Aún así, lo que más me llama la atención de un chico, y por este orden son: los ojos, el pelo, la boca y las manos.

79.- Siempre miro a la gente a los ojos, y no me acaba de gustar la gente que no lo hace, que desvían la mirada cuando estás hablando con ellos. No me dan confianza.

80.- Aunque mi madre no tenía estudios, sólo hizo hasta tercero de primaria, leía bastante y nos inculcó el amor por la lectura y el aprendizaje. Se las apañó, no sé aún cómo, para comprarnos enciclopedias, todos los libros gordos de Petete (que me encantaban) y libros para leer siempre que podía.

81.- La primera novela que me leí fué la Historia Interminable, y lo hice como 5 veces.

82.- Nunca me leo un libro más de una vez, porque aunque hayan pasado años, según voy leyendo van aflorando los recuerdos de ese libro, y pierde la gracia. Me pasa lo mismo con las películas, en cambio, con la música todo lo contrario: puedo escuchar un disco una y otra vez, hasta casi rallarlo.

83.- La primera vez que fuí al cine fué con 13 o 14 años y ví Hook (que no, que no he tenido infancia... ahora intento recuperar, como puedo, el tiempo perdido).

84.- Soy socia de Cruz Roja, Intermón y Médicos sin fronteras desde hace años. También soy donante de sangre (y me voy a hacer donante de médula y órganos). Además colaboro de vez en cuando con Amnistía Internacional, creo que todo el mundo, en la medida de sus posibilidades, puede ayudar a hacer de este mundo un lugar mejor.

85.- Tengo un nivel de picardía tirando a cero, y tampoco sé mentir, se me nota enseguida, o eso me parece a mí.

86.- Una de mis máximas es que mi tiempo vale dinero. Por tanto no lo suelo gastar en cosas que no me aporten nada, por ejemplo, limpiar o ver tele basura.

87.- Tengo mucho sentido del humor y me encanta reírme, creo que es la mejor terapia para olvidarse de preocupaciones y quitarle hierro a las cosas...

88.- A pesar de que tengo memoria de pez, cuando veo una cara ya no la vuelvo a olvidar.

89.- No soy nada rencorosa y perdono con mucha facilidad.

90.- Bebo mucha, mucha agua, siempre llevo una botella en el bolso, y voy como mínimo una vez cada hora al baño...

91.- Tengo un soplo en el corazón, de nacimiento, y dos lunares en un lado, que heredé de mi padre. Físicamente he salido a la familia de mi padre, y soy la más alta de las chicas de mi familia.

92.- Por regla general le caigo bien a la gente, porque dicen que me ven simpática y cariñosa... a veces un poco cría (también porque no aparento la edad que tengo)... para mí supuso un hándicap en el trabajo, que sólo he superado hace poco.

93.- He sufrido durante cinco años SAG (síndrome de ansiedad generalizada)

94.- Creo que todo el mundo puede cambiar si se esfuerza por hacerlo. Primero hay que reconocer que no somos perfectos y que somos causantes de gran parte de lo que nos pasa. Yo esto lo aprendí hace muy poco, y desde entonces estoy en lucha conmigo misma para mejorar y ser mejor persona.

95.- Debido a la ansiedad tengo el sistema digestivo hecho polvo, y no suelo beber cosas con gas. Además también tengo una ligera intolerancia a la leche, que hace que retenga líquidos al beber leche de vaca. También tengo hiperinsunilismo (por lo que me voy a tirar toda la vida tomando una pastilla por la mañana y otra por la noche, lo que pasa es que si no me las tomo la única consecuencia es que tengo un hambre increíble).

96.- Soy tremendamente curiosa, que no cotilla.

97.- Odio los horarios. No podría trabajar en un sitio donde impepinablemente tienes que entrar a las ocho de la mañana y salir a las cinco de la tarde. Para trabajar a gusto necesito un poco de libertad e independencia. Esto me ha causado algún que otro problema en mi trabajo.

98.- Reconozco con facilidad mis errores, pero me repatea en el alma que alguien me discuta cuando sé que tengo razón.

99.- Nunca me he enamorado de un amigo, para mí, mis amigos son como mis hermanos, casi asexuados. Al revés sí que me ha pasado, que me haya enamorado y esos chicos se hayan convertido en grandes amigos.

100. - Nunca me he roto un brazo o una pierna, pero sí que me hecho un par de esguinces, tengo los tendones de los tobillos hiperlaxos. También tengo una facilidad brutal para caerme XD...

1 Comentarios:

GZ_lolailo dijo...

Hola Cristina. Enhorabuena por tu vida. Se nota que has sufrido pero has salido adelante.
Felicidades por esta noticia, me has hecho reir y casi hasta llorar también. Muy buena idea. Me ha encantado. Tendré que anotarlo para un futuro. Así se puede conocer a una persona mucho mejor de lo uno se cree.
Sigue aprendiendo y luchando. Un beso

31 de julio de 2008, 21:52