02 abril 2009


Cierro los ojos y me dejo llevar
por esta noria,
la rueda de la vida
arriba y abajo,
aire y agua,
tierra y fuego,
siempre girando...

Me dejo llevar y siento
que puedo tocar
las estrellas con los dedos,
el cielo nace de mis manos,
espíritu que sólo es
polvo de estrellas...
y sigo girando...

Tierra que me atrapa,
raíces que se hunden en la tierra
huesos que serán polvo,
fuego que será cenizas,
agua que arrasa con todo...
y sigo girando...
danzando en espiral...






1 Comentarios:

eva al desnudo dijo...

Es importante y vital mantener las raices bien arraigadas, cuidarlas, mimarlas...¿Qué sentido tendría sinó?

Besos, querida Arwen.

14 de abril de 2009, 0:28