Parálisis por análisis

26 marzo 2009

Este post está relacionado con el anterior, porque para mí, sólo se alcanza la verdadera madurez cuando dejamos de analizar algo, una y otra vez, y comenzamos a actuar. Quizá por eso a mí me quede mucho por madurar.

Las palabras son de Martín Castro:

"Muchas veces, cuando miramos mucho un problema, nos olvidamos de la solución. Es como estar en el desierto muriéndonos de sed, llegar a un oasis con agua y seguir contando lo sediento que estamos... en lugar de beber!
Si se lo hubiera captado en su esencia... el problema ya no existiría! Así, las largas descripciones de un problema no se encaminan hacia su solución. Cuando hablamos y hablamos sobre un problema, estamos contando nuestra manera de ver el mundo: una visión que -por supuesto- reforzará y justificará dicho problema, malgastando nuestra energía en lugar de conservarla para la solución.
Un problema encierra también su solución. Si vemos el problema sólo como problema no vemos el Todo y terminamos sabiendo mucho acerca del problema... pero nada de su solución.
Necesitamos redireccionar nuestra mirada y ampliarla con la intuición. Intuición que se activa cuando nuestra energía no se disipa en largas explicaciones. Si captamos la solución, ¿de qué nos sirve saber tanto del problema?"

Aún así, gracias a todos los que me han ayudado a darme cuenta de cuáles son mis problemas, que me han enseñado que hay otros caminos.

3 Comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Es muy frecuente que perdemos el tiempo preocupandonos de algo... (pre-ocupándonos) en lugar de Ocuparnos de ese algo.

26 de marzo de 2009, 11:27
ARWEN dijo...

Qué cantidad de sabiduría escondes en tu cabecita Futblo ^_^

26 de marzo de 2009, 11:29
Mad Hatter dijo...

Es cierto que a veces, cuando no se quiere "coger el toro por los cuernos", buscamos la escusa de analizar y estudiar más en profundidad el problema, antes de decidirnos a actuar para tratar de darle solución, y ahí nos podemos tirar una eternidad.
Pero a mi me sigue pareciendo una actitud muy madura (e infrecuente) el mero hecho de darse cuenta del problema, pararse a pensar y analizarlo. Seamos sinceros, el ejemplo del sediento en el desierto no pasa nunca, cuando te estás muriendo de sed nadie dudaría ni medio segundo en tirarse de cabeza al oasis.
En las charlas de alcohólicos anónimos siempre dicen que el primer paso de la solución es reconocer que se tiene un problema con la bebida.
En cualquier caso, seguro que una "Action Woman" como tú, seguro que sabe como actuar adecuadamente, una vez analizado el problema convenientemente.
Un abrazo dado con el correcto equilibrio entre reflexión y actuación.
Y, como decía Elvis... "A little less conversation, a little more action, please." (En este último enlace verás que hablo casi de lo mismo, curioso ¿Verdad?).

26 de marzo de 2009, 13:26